26 de enero de 2011

I want a pet

Uno de los más grandes traumas de mi vida es, y ha sido siempre, la carencia de una mascota.

Y no es que nunca he tenido mascotas; tuve, pero me duraron poco, por obra y gracia de mi padre (que me traía perritos, y una vez incluso un gatito, pero cuando hacían quilombo y rompían todo, como es costumbre de los cachorros, se cansaba y los regalaba. Sí, cruel.) y de mi abuelo (que no sólo se comió a mi conejo en estofado, sino que lo mató adelante mío. Un tipo copado, mi abuelo. Un as con los niños.)

De pequeña sufría, pero qué podía hacer, más que berrinchear very loudly? (y vaya si lo hacía!); ya de más grandecita, adoptaba a las mascotas de mis novios. Claro, después mandaba a la mierda a los novios, pero... cómo extrañaba a esos cuadrúpedos! (A sus perros, I mean.)

Y a qué viene toda esta sesión de terapia condensada?

A que encontré un gatito. Más bien apareció, en el techo al que da la ventana de la oficina de mi jefe.

Primero lo estudié un poco. Lo miraba, me miraba, todo a través del vidrio.

Esta semana ya empecé a llevarle comida. Anoche cociné pescado, y no le puse sal con hierbas, ni limón, sólo para poder llevarle un poco hoy. El tipo (o la tipa, ni idea qué es), feliz de la vida. Mañana le voy a comprar Wiskas, proque la publicidad muestra un gato feliz comiéndolo, y yo me creo todo lo que dicen las publicidades.

Mientras que ya lo adopté como mascota part-time, para cuando estoy en la oficina, empecé a hacer lobby en casa, sondeando a mi progenitora sutilmente sobre la posibilidad de tener un animalito en la casa, más precisamente un gato. Argumenté que no son demandantes como un perro, son más limpios porque tienen su bandeja para necesidades fisiológicas, no largan pelo (no mucho, al menos) y el nono ya está muerto, así que no se lo puede comer en estofado. Mi progenitora, de más está decir, me largó la carcajada (primero) y me sacó del orto (después).

No importa, ya veré si lo traigo de contrabando, si me mudo, o si lo mantengo en la ofi (porque el turro, o turra, sólo me da bola a la hora del desayuno, después ni cinco. Así que tal vez quiere una relación así, sin mucho compromiso).

Por lo pronto, aquí se los presento; si es niño, se llama Gilmour, y si es niña, se llama Kendra. No sabemos. No importa.




11 comentarios:

  1. Nada de felinos en casa -.-

    ResponderEliminar
  2. Tenes q pensar en la ley de compensaciones gunn: un felino se va y otro llega :P

    ExtraÑo a mi shiva snif, los gatos son lo mas, pero no te engañes si pierden pelo y mucho y si se hacen hincha pelotas cagaste... Pero el gato es compañero sin pesadear, es independiente, mimoso, percibe el animo de su dueña... Yo hago laburo fino el sabado vos dame el pie delante de cata nomas

    ResponderEliminar
  3. detesto ser así (mentira), pero no sueñes con un gato, i mean it, los detesto -.-

    ResponderEliminar
  4. Jajaja claro Enano, hay que reemplazar a Anis xD
    Sol, sos lo más, el sábado hacemos lavado de cerebro de Cata!!

    ResponderEliminar
  5. Tenés que adoptar ese gatito, te lo dije. Es precioso! Y si estás a tiempo no le compres Whishkas, comprale Royal Canin, Whishkas sería como alimentar a un niño con chizitos todo el tiempo, son una delicia, pero no los alimenta bien. En cambio de Royal Canin tenés para todos los paladares y estilo de gato.

    ResponderEliminar
  6. Ahh buen dato Polly, gracias!
    Justo a la vuelta de la oficina hay una veterinaria re grande, le voy a comprar ahí.
    Eso sí, cuando mi jefe pregunte qué hace una bolsa de comida para gatos dando vueltas por la oficina, mejor que suene convincente en lo que sea que diga... jajaja

    ResponderEliminar
  7. Venia a darte el mismo consejo que Polly con respecto a la comida.

    Y con respecto a la progenitora, hace lo siguiente, asi como nada, tiras un comentario muy tipo"me voy a la tarde a hacerme manos" un "me voy a tener que vivir sola, para poder adoptar ese gato con el que tanto me estoy encariñando" y voilá!

    ResponderEliminar
  8. Número 1: Menos mal que me fui! ]Odio a los gatos, iba a sabotear tu cruzada con todos los medios a mi alcance!!
    Número 2: "(porque el turro, o turra, sólo me da bola a la hora del desayuno, después ni cinco. Así que tal vez quiere una relación así, sin mucho compromiso)."
    Conozco un par de seres de nuestra especie que muestran la misma manifestación conductual... curioso no?

    ResponderEliminar
  9. Update del 27-01:
    Como la veterinaria todavía está cerrada, le dí pollo para desayunar, y le gustó.
    Se acercó para que le haga mimos, pero también me arqueó mucho el lomo y me mostró las uñas, así que aún estamos tratando de tomar confianza con el felino, que es más vale arisco (pero bien que le gusta lo que le traigo de comer!)

    Silke, creo que voy a tener que hacerlo en serio. Lo de irme, digo. Ah, y hacerme las manos también, me hiciste acordar :P

    Anis, eventualmente voy a tener una mascota, en casa o en mi nueva casa, avísote, porque a vos no te gustan los animales en general, mala onda! Voy a hacer que el gato te chumbe (?)

    ResponderEliminar
  10. Llevatelo/a por decreto! Eso sí, castralo/a para no tener futuros problemas. Un beso!

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...