11 de enero de 2011

Starbucks

Vamos a aclarar una cosita once and for all; una cosita relacionada con Starbucks.

Me encanta ir a Starbucks, y les voy a explicar por qué, para que dejen de joder con eso de que es por moda, marca, etc.

Primero, el café de Starbucks me resulta rico, incluso sin la cantidad obscena de extras que se le pueden agregar (últimamente he pedido lattes y capuccinos, que sólo tienen leche y espuma de leche, respectivamente). No es ni flojo, ni extremadamente fuerte, tiene rico olor y sabor.
Me gusta, punto.
No es un feo café. Feo es el del Mc Café, eso sí que es jugo de paraguas. Feo es el Segafredo de Thionis, que te abre una úlcera mientras te lo tomás, y además tiene gusto a quemado. Feo es el café que hace mi vieja (1% café, 99% agua). El de Starbucks tal vez no sea el mejor café colombiano que existe, pero es rico.
También son ricas las cosas que hay para acompañarlo (si bien aún no las probé todas, les recomiendo fuertemente el muffin de chocochips y el budín marmolado).

Segundo, en Starbucks me puedo tomar medio litro de café de un saque, mientras que en un bar común, para hacer lo mismo, tengo que pedirle a la moza 5 jarritos, por lo menos. Lo cual me lleva al tema precio, que tanto les gusta citar cuando lo critican: relativamente, es más barato que cualquier bar. Un latte Venti (venti es el tamaño más grande, medio litro) sale $16, mientras que un cortado en jarrito sale $8 (y en un bar no muy top que digamos). Saquen las cuentas.

Tercero, es un lindo lugar para estar; huele riquísimo, las mesas y sillones son cómodas, se escucha buena música (no hay radios que pasen a Miranda! ni televisores clavados en TN) y la atención es muy buena; all in all, un lugar placentero para charlar, tomarse un café, pavear con la compu y, aunque nunca lo usé para eso, estoy segura de que podría trabajar allí perfectamente.

Conclusión: me gusta ir a Starbucks por motivos varios que nada tienen que ver con la moda o la marca, y sí con la satisfacción que me proporciona como cliente (digo, a riesgo de sonar muy a libro de marketing, pero es así). Si el día de mañana la moda de Starbucks pasa, tengan por seguro que seguiré yendo.

Y si alguien "odia Starbucks", como he escuchado por ahí, no tienen más que hacer que NO IR. Pero por favor, déjense de romper las pelotas. O dejen de rompérmelas a mí, al menos. Desde ya, muchas gracias.

Foto tomada por mí en la tienda Starbucks del Alto Palermo,
cuando recién la abrieron, en mi primer visita ever

6 comentarios:

  1. Jaaaa me siento tocada LU- te podria dar 40millones de ejemplos de porque sos el ejemplo mas claro de todo lo contrario de lo que intentas explicar, pero voy a esperar a verte en persona para no comerme un lindo block prefiero cachetazo :P

    ResponderEliminar
  2. Explayate tranquila! De última, te borro el comment.
    Jajajaja es chiste, yo sé que odiás Stb, pero yo no, y ya veremos qué le pongo en la mamadera a Cami si algún día la dejás a mi cuidado muejeje!

    ResponderEliminar
  3. Vos fijate, es todo una cuestion de perfiles...
    cuanto mas atencion se le presta a la imagen mas fanatica se es de starbucks no puede ser casualidad.

    Perfil 1: chica olivos, mucho dinero, viajo al exterior toda su vida, acostumbra ese cafe, no es una cuestion de imagen.

    Perfil 2: chica de, digamos, belgrano, venida a menos, quiere aparentar ser la chica viajada y despreocupada del perfil uno, va a starbucks y tiene q decirlo a los 4 vientos sino para que?

    Perfil 3: Negra cabeza, no digamos barrio asi nadie se ofende, quiere aparentar ser chica perfil 1 o a lo sumo 2 y no vive sin STBKs, publicarlo por todos lados, guarda vasos en la casa, le falta la calco en la frente.

    Perfinl 4: Chica clase media, normal, fanatica de la ropa, zapatos, etc, vive para la imagen, serie? SexInTheCity, actriz? sarah jessica parker obvio!, zapatos? Manolo Blahnik o Jimmy Choo, no come magdalenas sino cupcakes, no toma cafe sino frapuchino y asi podria seguir hasta el infinito...
    Con cual te identificas???
    ajajajaaa

    y no es q odie STKBS, siempre me molestaron las cosas q no generan identidad real, sino masificacion e imagenes superficiales.
    Me pasa con McDonals tambien.

    Va con amor!

    ResponderEliminar
  4. sos capaz de darle cafe a una pequeña para vengarte de la madreeeee
    yeguaaaaa
    jajaaa

    ResponderEliminar
  5. Me temo que no me identifico con ninguna, aunque adoraría identificarme con una usuaria de Manolos (para tener los Manolos, quiero decir!).
    Me parece que estereotipás demasiado (y me parece que acabo de inventar el verbo "estereotipar"), conozco gente que no encaja ni a la fuerza en ninguno de esos perfiles, y le gusta Stb también, por los simples motivos que enumeré ahí arriba!
    Y sí, le doy café a Cami, pero espero hasta que tenga 7 años mejor, así arranca a la misma edad que yo :P

    ResponderEliminar
  6. A mi simplemente no me gusta. Es lo que McDonalds a la comida y el 3D al cine.
    Para mi paladar no va, si para el resto si, disfruten sin problemas!!

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...