25 de febrero de 2011

La tortura nuestra de cada día

Necesito largar veneno. Un poco, nada más, permítanmelo. Estoy siendo sometida todas las mañanas, en la oficina, a la peor tortura imaginable: la radio.

Y no, no una de esas radios decentes, como la Rock & Pop, por ejemplo; o Aspen, que de tanto en tanto se deja escuchar...

La radio que me hacen escuchar es la muy platense "99.1" Ni nombre tiene esa radio de mierda.

Su programación es un salpicón de desastres "musicales"; cuando de casualidad se inspiran y te ponen un tema de... no sé, U2, es todo un evento. Pero luego vuelven rápidamente a Miranda!, Justin Bieber, el reggetón y demases, lo cual me hace estar casi 4 hs al borde de la hemorragia auditiva y del colapso nervioso.

En general, odio a casi todos los cantantejos y grupejos que suenan cada mañana; pero si tuviera un sicario disponible y un límite presupuestario, este sería mi top five de lacras a liquidar*:

#5 Alejandro Sanz
Por empezar, nadie que cante "bajo la luna y bajo el sol, la margarita dijo no" merece vivir. Detesto sus letras, su música y ese acento gallego INSOPORTABLE, que en él es MÁS insoportable. Este muchacho no canta, sino que se lamenta.

#4 Marcela Morelo
Sus temas, cantados con ese agudito insoportable que es su voz, sólo son superados en horror por otra cosa: los covers que hizo de temas ajenos (ejemplo, Believe, de Cher), cantados con ese agudito insoportable que es su voz. Que se la lleven al norte a bailar carnavalitos, o a Júpiter, y que no vuelva más.

#3 Axel
Otro que parece que estuviera llorando en vez de cantar. Chorrea grasa con esas melodías de cuarta en el piano y su voz que es sólo un tono más grave que la de Justin Bieber...
Si suena el tema "Amo", me paro y me voy de la oficina hasta que termina, porque me provoca ganas de romper los parlantes y la cabeza de mi adorada compañera de oficina (que es la que me tortura con la radio hasta las 11.30, btw)
Tengo una anécdota que... no, mejor no.

#2 Arjona
Qué insulto aplicarle a este reverendo ladri hijo de puta? No se me ocurre ninguno lo suficientemente agresivo. No rima ni por puta, ni hablemos de afinar... le canta a las canas, a la menstruación, a la grasa... vos sos grasa, Arjona, con esas camisas desabrochadas hasta la mitad, y esos collares que no deberían permitirse ni en la playa, y te la das de galán seductor y sos más feo que Cuasimodo en un día en que se levantó con mala cara...

#1 Shakira
Acá es cuando empiezo a echar espuma por la boca, me dan convulsiones, me ahogo y no encuentro manera de expresar cómo detesto a esta mina. Esa voz, molesta como pocas. No, molesta como NINGUNA. Esas letras incoherentes (y a mi no me jodan, en la canción de Loca loca, o como se llame, dice "Soy loca y comepibes"; todo el mundo entiende eso!). Hasta sus pelos me desagradan. Shakira, I hate you.


*Aclaración para gente hipersensible:
este post, si bien tiene una base real (es decir, sí me torturan con la radio y sí, por supuesto, detesto a todos los zaparrastrosos que cantan en ella), está escrito con la intención de ser humorístico. Así que, por favor, no se arranquen mechones de pelo diciendo que Alejandro Sanz merece vivir, porque obviamente es todo una exageración.
Bueno, quizá no lo de Shakira, tendría que pensarlo...

24 de febrero de 2011

Winter moments, oh!

El momento ha llegado, hela aquí: la colección otoño/invierno 2011 de Via Uno.


Pueden verla en http://www.viauno.com/otono-invierno-2011/coleccion

Por lo pronto, les presento mis modelos favoritos (no voy a empezar con "este modelo es copia de tal, y este otro también", pero no se pierdan el detalle de que algunos tienen suelas rojas...)

Nude pumps, open toe, NECESITO.

Black pumps, taco chino.

Ankle boots, open toe, no estoy segura de cómo llamar a ese color, pero no me importa, las quiero igual.

 Más botitas open toe, tendría que probarlas, porque me parece que dejan DEMASIADO dedo afuera.

 Botas de caña alta y taco chino, negras; NADA me impedirá poseer este par ni bien lleguen al local. Así tenga que hacer un sacrificio ritual de mi Visa en su posnet.
Amé ese taco súper alto, no sé si tanto la plataforma escondida. Tendría que probarlas, pero sospecho que no me querré bajar de allí una vez que suba!

Negras, pointy, clásicas. El taco podría ser un poco más alto eh... igualmente mis amadas botas negras necesitan ser reemplazadas, y éstas son una buena opción.

21 de febrero de 2011

I want a pet (part two)

Hace cosa de un mes, les contaba en este post sobre mis traumas infantiles relacionados con la ausencia de mascotas, y sobre cómo me había semi-adueñado de un gato que empezó a aparecer en una de las ventanas de mi oficina.

Pues bien, resulta que el gatito y yo hemos avanzado algunos pasos; primero, ahora sé que es macho, por lo cual se llama Gilmour. Aunque no lo llamo mucho por su nombre, porque anyway no da bola; más que nada, le digo "vago". Y vaya si lo es!

Segundo, descartado el Whiskas como alimento, ya que expertos en gatos (qué mal sonó eso...) me dijeron que no era bueno, le compré Purina Excellent Kitten, porque el señor de la veterinaria me dijo que era más nutritivo, y mejor darle ese si era un gato de la calle (y, además, me felicitó por cuidar a un animal abandonado y comprarle comida buena, ejem).
Al felino parece que el alimento le encantó, porque no sólo venía a la mañana, como siempre, sino que se empezó a dar una vueltita a la hora del almuerzo, maullando para que le sirva un poco más.

También empezó a dejarme acariciarlo, primero con desconfianza, y ya ahora llegamos al punto en que se me quiere poner panza arriba para que le haga mimos (cosa que, arriba del umbral de la ventana, se le complica). No sólo eso, sino que ahora no empieza a comer si antes no le juego un rato. Yo, por supuesto, muero de amor y lo malcrío todo lo que me permite mi ambiente laboral (y debo decir que mi ambiente laboral es muy permisivo, y que mi jefe no tiene historia en que yo esté en la ventana de su oficina jugando con un gato de la calle en mi horario de trabajo).
Ahora se le ha dado por mordisquearme (cariñosamente, según me dijeron; lo hacen para jugar). Tiene unos dientes respetablemente afilados, pero no me importa, la verdad lo dejo hacer lo que se le da la gana.

Otra cosa: antes, venía a la hora del desayuno, comía su alimento y se iba; hasta mañana Gilmour. 
Ahora se lo puede ver durante casi todo el día rondando el techo que da a la ventana de la oficina de mi jefe, durmiéndose sus buenas siestas al sol, o dándose baños (esto siempre y cuando mi jefe no tenga reuniones en su oficina; cuando hay mucha gente raja, se ve que no le gusta para nada el quilombo. Debo decir que lo envidio...)

El lunes pasado no apareció como hasta las 10.30 (cuando siempre está firme en la ventana desde antes de las 8) y me preocupé. Me preocupé de verdad.

Sí, estoy embobada con ese gato. Próximos pasos: pipeta antipulgas y peine para sacarle los pelos que se le caen a montones. Cabe la posibilidad de que no le guste y me arañe un poco, pero no importa, al menos lo voy a intentar.

Miren algunas fotos que le saqué






Isn't he cute?

17 de febrero de 2011

Good times, bad times

Tengo, como todo el mundo, días buenos y días malos.

En particular, estos últimos días (más bien semanas) han sido de total "ciclotimia externa", y ya mismo paso a esclarecer el concepto:

resulta que de un tiempo a esta parte, por motivos que algunos saben y otros no (y no me interesa contar, tampoco), estoy triste. Cuán triste, se preguntarán? Bastante. Mucho. Ok, como nunca en mi puta vida estuve. Esa tristeza no es algo que va y viene, sino que es algo constante. 

Más allá de esa condición subyacente, tengo días en los que, a los fines laborales y sociales (digamos, el "lado externo"), estoy bien, y otros en los que no.

En mis días "buenos" me verán pululando por mis cuentas en redes sociales, mis cuentas de MSN, Yahoo, Gtalk y afines. Atenderé el celular cuando suene y responderé a los sms... cosas, todas ésas, que más que seguro no haré en mis días "malos". No querré hablar con nadie o casi nadie, no me interesará saber en qué anda todo el mundo, y el celular bien podría estar apagado, porque no le daré bola. Lo más probable es que hunda la cabeza en algún bibliorato de la oficina, lea notas en Yahoo.com y abra Twitter, que es como un quilombo en donde todo se pierde, óptimo para evadir la mente.

Así es como yo manejo mi tristeza. Alejándome y poniendo mi atención en otras cosas, como el trabajo, Harry Potter and the deathly hallows o www.heels.com. No sé hacerlo de otra manera, ni me interesa tampoco.

No es (y esto va un poco para mis más cercanos) para que se lo tomen como "Lucía no quiere hablar conmigo", "Lucía no quiere contarme sus problemas", "Lucía no se interesa por mí", "Lucía no me quiere" o "Me preocupa que Lucía pueda hacer algo extremo".

Lucía no quiere hablar con nadie, y si quiere hacerlo, prefiere que sea alguien con quien el lazo afectivo no sea muy fuerte. Por qué, no lo sé, pregúntenle a su terapeuta amigo;

Lucía no quiere contarle sus problemas a nadie; quiere masticarlos sola hasta que los resuelva o los entierre bieeen allá al fondo de la mente. Lucía ES así, así la conocieron, y así será for ever, aunque el mismísimo Sigmund se levante de su tumba a decirle que no es la conducta más conveniente;

Lucía se interesa por ustedes pero, en vista de que en ciertos momentos no puede lidiar ni siquiera consigo misma, prefiere no interactuar demasiado con otras personas;

Lucía los quiere. Bueno, no a todos, pero a los que puede llegar a preocuparles que no los quiera, los quiere.

Y por último, lo más extremo que puede llegar a hacer Lucía es agarrar su tarjeta de crédito y hacerla mierda en una tarde, en una o más zapaterías y en Tucci, a modo de terapia. That's all.

Estoy teniendo una de esas épocas malas, y la estoy pasando como me sale.

4 de febrero de 2011

Un premio para Walking in my shoes!

Hoy me enteré de que este dudosamente ilustre blog ha sido galardonado (?) con el "Stylish blogger award", un premio que los bloggers se otorgan entre ellos (quiero decir, nos otorgamos entre nosotros :P). Es un premio muy... subjetivo, digamos, porque uno se lo da a blogs que le gustan, sin más requisitos.

A mí me lo dio Chachi, de FM Gonnet 103.9 MHz. Muchas gracias!



Al recibir este premio, hay que cumplir una serie de formalidades, que son las siguientes:

1. Agradecer a la persona que te dio el premio, y poner un link a su blog.
2. Darle el premio a otros 5 blogs.
3. Contactar a los bloggers galardonados (me encanta la palabra "galardonado", se nota?) y avisarles que tienen un premio.
4. Compartir 7 cosas sobre uno mismo (Aunque ya hayas hecho un post de "Random facts about me" Lulaina? Te parece seguir con el autobombo? Bueno, sí, reglas son reglas!)

Bien, mis blogs elegidos son los siguientes:

One > Piel de gallina (PDG, para los amigos) by Vicz Pichel http://pieldegallina.blogspot.com/
Two > Deja correr el río, by Carla York http://dejacorrerelrio.wordpress.com/
Three > El blog sin nombre, by Fruticienta http://121978.blogspot.com/
Five > Mundo Ce, by @ceciliette http://www.mundoce.com.ar/


Y ahora, a ver, 7 cosas sobre mí. Tratando de que sean cosas que no haya repetido ya hasta el cansancio, tal como "Me gustan mucho los zapatos"...

1. Amo dormir, no lo considero (como mucha gente sí lo hace) una pérdida de tiempo. Mi récord en horas, hasta el día de hoy, fueron 18 horas, de corrido. Mi lema es: cuanto más, mejor.

2. Mi perfume favorito es el Miracle So Magic de Lancôme, y DAMN! es una edición limitada, y ya no lo consigo más :(

3. Me gustan mucho los animales; a veces me gustan más que las personas...

4. Puedo pasar largo rato sentada sin hacer nada, o en silencio. No soy para nada ansiosa.

5. Tengo 5 direcciones de correo electrónico. No pregunten para qué tantas, yo las necesito!

6. Dentro del vasto universo de zapatos, Christian Louboutin es mi diseñador favorito, aunque es poco probable que alguna vez llegue a lucir uno de sus modelos. Te amo a la distanci, Loubi.

7. No me gusta dormir frente a espejos. No sé por qué, pero no me gusta, me pone nerviosa. Ahórrense el chiste sobre los espejos en el techo, que a esos lugares uno no va a dormir :P