26 de marzo de 2011

Nightmares

Aunque nunca fui de mirar muchas películas de terror, me acuerdo de las "Pesadilla", AKA "las películas de Freddy Krueger", que fueron muy populares cuando yo era pequeña (ooops, se me cayó el documento...)

Creo que, de las 6 o 7 que se hicieron, miré una sola (y ni siquiera estoy segura de haberla visto completa, me daban mucho miedo las películas de terror. Aún me dan mucho miedo. Y sé que ese es el objetivo de esas películas, pero no le encuentro el atractivo a tener mucho miedo porque sí)

Recuerdo que, a grandes rasgos, este tipejo Freddy atacaba a la gente en sus sueños, a resultas de lo cual se morían en la realidad; entonces la gente no quería dormirse, para no soñar con Freddy y despertarse despanzurrados.

Bueno, yo no tengo miedo de despertarme despanzurrada, pero hoy estoy adoptando el mismo enfoque que las potenciales víctimas del sujeto de las manos con cuchillas. Y por qué? Pues por las pesadillas, ni más ni menos.

Desde siempre he tenido pesadillas cada tanto, a lo largo de mi vida (quién no?). La más recurrente (por si algún psicólogo de la audiencia quiere tomar nota y exclamar "ajámmm") es que me ahogo. Bastante feo, pero me basta con despertarme, descubrir que no me estoy ahogando un carajo, respirar aliviada y volverme a dormir.

En épocas de considerable stress, though, las pesadillas son cosa de todas o casi todas las noches. Stress de cualquier clase, laboral, emocional, todo junto, lo que sea. Nada de "cada tanto". Y no ese tipo de pesadillas en las que un chiflado me persigue con una motosierra para ver cómo lucen mis intestinos desde adentro, ni la pesadilla de "me ahogo", a la que ya casi extraño.

Son esas pesadillas de mierda que hacen que uno se despierte desorientado, enojado, angustiado o todo a la vez. Y que esa sensación de discomfort nos acompañe el resto del día. Porque no se trata de chiflados con motosierras, vampiros o Freddy Krueger. Son cosas que son reales. Que fueron reales. Que nos hicieron mal, o que nos hacen mal todavía.

Anoche, en particular, tuve unos sueños tan de mierda que ahora, casi 24 hs después, me molesta hasta pensar en eso. Me desperté enojada conmigo misma por haber soñado esas cosas.

Así que el plan es simple: hoy voy a dormir lo menos que pueda. No dormir nada no es una opción, (no para mí, al menos, que ostento el orgulloso título de Marmota entre mis amigos y conocidos), pero pienso dormir bien poquito. En todo caso, mañana podré dormir la siesta, porque vaya uno a saber por qué, durante las siestas nunca tengo pesadillas.

A mi inconsciente le digo: tomá! Vos no me dejás dormir bien, yo no te dejo expresarte.

Ah y please, no caigan en el diagnóstico facilista de "claro, como no quiere lidiar con sus issues mientras está despierta, es por eso que tiene pesadillas". Freudian crap. Conozco a alguien que no hace otra cosa que lidiar todo el tiempo con sus asuntos, analizarlos, aceptarlos, bla bla, y tiene pesadillas de este estilo también.

2:10 am. Still awake.

23 de marzo de 2011

Hace 15 de "los 15"

23 de marzo. La fecha como que me sonaba a algo, y me acabo de acordar: un 23 de marzo festejé mi cumpleaños de 15.

Por qué, dirán ustedes, si cumplo años el 29 de enero? Pues bien, todo el mundo suele estar de vacaciones en enero, así que no iba a tener una fiesta muy concurrida, con los posteriores traumas que se les producen a los adolescentes por nimiedades del estilo. Así que el festejo fue en marzo. Hace, precisamente, 15 años.

En caso de que este blog tenga lectores menores de, digamos, 20 años, déjenme contarles un poco cómo venía la mano en las fiestas de 15 antediluvianas, como la mía:
Los vestidos, por lo general, eran largos, blancos y abultados. Si hay algo que esos vestidos no eran, es "sexy".
Los "exteriores" eran, básicamente, fotos en el Palacio Municipal la noche de la fiesta, y como mucho alguna que otra foto de día en el Bosque o la República de los Niños. No había fotos en estudio. No había gigantografías de la cumpleañera en la entrada del salón. Los souvenirs no solían ser nada con la cara de la quinceañera on it. No éramos modelitos in the making.

La fiesta se estructuraba, en líneas generales, de la siguiente manera:
Llegada de los invitados al salón, un rato de espera, entrada de la quinceañera del brazo de su padre al son de una canción especial, comer porquerías de la mesa de quesos y otros alimentos susceptibles de ser pinchados con una espadita de copetín, sentarse, seguir comiendo.
A las 12, momento vergonzoso de soplar las velas y el brindis, seguido del momento más vergonzoso aún de bailar el vals.
Enganche del vals con un tema hot del momento, y comienzo de la primera tanda para bailar.
Después, vuelta a las mesas, comer, otra tanda de baile, postres y dulces, tirar de las cintitas a ver quién se sacaba el anillo, carnaval carioca, y eso era todo.
Algunas fiestas tenían desayuno, pero café con medialunas a las 5 de la mañana no es una idea muy brillante, sobre todo después de haber engullido una cantidad considerable de comida durante toda la noche.

Les cuento un poco cómo fue la mía, siguiendo esa estructura, pero primero déjenme describirles el look:

El vestido era espantoso, por supuesto; largo, blanco y abultado, con un armazón de alambre, que sostenía la pollera "campana" (6 metros de raso), un moño en donde la espalda pierde su nombre, y completaba el outfit con unos zapatos bastante feos, blancos, y unos guantes laaargos, larguísimos, que quedaban como una reverenda patada en el ojete, pero a mí me parecieron una buena idea at the time. (Victoria: recordá que "esas fotos" las viste en confidencialidad absoluta!!)
El peinado era otro espanto, parecía una dama antigua, con el pelo todo recogido y bucles por detrás (me hice la permanente para la ocasión), que remataba con un tocado con florcitas blancas artificiales (es aquí donde pueden tomarse un momento para hacer arcadas).

Ahora, el evento:

Las fotos comenzaron en el living de casa. Estupideces del tipo "mirando al espejo" (con cara de inocentona, no de trola en el baño de un boliche); sentada en el sillón con el vestido extendido y las manitas cruzadas sobre la falda; con mamá y papá; con hermana y hermanito. Nunca estuve muy cómoda con el hecho de que me tomen fotos, así que el fotógrafo, con su mejor voz de animador de circo, repetía todo el tiempo "A ver una herrrrrmoosa sonrisaaaa!"
De ahí hacia la Municipalidad, a hacer los "exteriores", a posar como una pelotuda con una rosa en la mano, y a escuchar unos cuantos "A ver una herrrrrmoosa sonrisaaaa!" más.
La rosa se rompió cuando me subí al auto para ir a la fiesta, al mismo tiempo que el alambre del vestido se deformaba un poco, demostrando que de delicada quinceañera nunca tuve mucho.
Pero en fin, papá me consiguió 3 rosas más (tendría miedo de que, si me llevaba una sola, la hiciera mierda subiendo la escalera del salón?), una tía bajó a acomodarme el alambre, y ya estaba lista para mi entrada triunfal, al son de "Can't get you off my mind", de Lenny Kravitz, y sin hacer esperar a nadie, porque soy una persona muy puntual desde mi más tierna edad.
Comimos (comieron, en realidad, yo estaba nerviosa, y no quería sacarme los guantes tal vez, así que no comí nada), soplé las velitas, brindé y oh my shit, a bailar el vals. De buen grado hubiera puesto una extra para pasar ese papelón por mí. Yo no sé bailar NADA, y eso incluye, especialmente, bailes del año 1600 y pico.
Terminó el vals, y el tema hot del momento que eligió mi DJ para abrir la tanda de baile fue N-Trance feat Ricardo Da Force - Stayin' Alive (Remix) (Si tienen la suerte de no recordarlo, pueden escucharlo , si se animan, aquí http://www.youtube.com/watch?v=yjBi1yGcrK8 )
Otros hitazos que sonaron en la noche fueron "Arena y sol" de Marta Sánchez, "María" de Ricky Martin, "El tractor amarillo" de vaya uno a saber qué delincuente, y no quiero seguir recordando (Ana, si en este momento te estás riendo, quiero que recuerdes que en TU fiesta bailamos la canción de "La cabra"...).
Bailamos, comimos, bailamos, comimos.
El momento de las cintitas fue un caos porque... no había cintitas. Me las habían reemplazado con unas florcitas que estaban pegadas en la torta, lo cual dificultaba la cosa , porque cuántas minas entran alrededor de una torta??? En fin, quilombo y dedos en la torta mediante, se cumplió el ritual, y pudimos ir a hacer el trencito al son de "pepepepepepe pepepepepepe" y canciones afines.
A medida que la gente se iba yendo, los despedía entregándoles el souvenir, que era un perrito de peluche (y había uno para mí, tamaño gigante, que por ahí anda aún, juntando tierra en algún lugar que no está al alcance de mi vista en este momento). Alguien dijo "cursi"? 

Y eso fue todo.

Ok, ahora, risas y cinismo (bien merecidos) aparte, en su momento me gustó mi vestido (minus el moño, que fue medio obligado por una tía pushy), y me divertí mucho en la fiesta. Y mis viejos se rompieron el alma para hacérmela, y ahora que lo pienso, creo que nunca les dije gracias por eso...
Oh bueno, mañana les compro algo bonito y ya :P

The end.



Qué, están esperando una foto? De mis quince?
Oh ok, después de todo, dicen que reírse es bueno para la salud...
Just... don't hold it against me!

22 de marzo de 2011

Listochaumefui

La gente está cada vez más loca.

A esa conclusión llegamos con mi hermana, also known as "Anis"; conclusión que reforzamos con comprobaciones casi diarias de lo que hemos dado en llamar "listochaumefui situations".

Las "listochaumefui situations" se dan en todos los ámbitos de la vida, tanto real como 2.0, pero especialmente en esta última. La cantidad de cosas bizarras que inundan la net es impresionante, y no me refiero cosas como el video del sexy sax man, que son bizarras y graciosas adrede, si no a otras cosas, que la gente hace, dice o escribe como si nada, como si fuera lo más corriente y ordinario del mundo, y que generan la expresión facial excelentemente representada por O.o (si no conocen esta expresión, les falta mucho msn!), al tiempo que exclamamos: WHAT THE FUCK...?

Pasemos a analizar parte de la evidencia recogida, he aquí dos situaciones que ilustran el concepto:

Listochaumefui situation #1

Esta es fresquita, de hoy a la mañana. Tenía hipo, así que twiteé (léase "tuitié", es decir, escribí un twitt. En Twitter) "Tengo hipo". Porque para esas boludeces sirve Twitter. Y al rato me llega un reply:

hola =) la proxima vez que tengas hipo podrias grabarlo y enviarmelo a mi correo porfa? (sandrischula@hotmail.com) =)
(No edito el mail porque si @SandraTenghipo -tal es su usuario- no tiene problemas en dárselo a una desconocida para pedirle la banda de sonido de los espamos involuntarios de su diafragma, no creo que le joda mucho. Además, tal vez alguien quiera mandarle sus sonidos de hipo, así que le estaría haciendo un favor)

Luego de la sucesión de O.o, WTF? y jajajajaja, no pude contenerme y respondí:

Sólo si me das un buen motivo! Jajajaja

Honestamente, no sé qué esperaba. Que me dijera que lo necesitaba para una investigación sobre el hipo en Sudamérica que estaba llevando a cabo la OMS? Poco probable. 
Y respondió:

jejeje claro, es la unica, y pienso que buena jeje es solo por intentar aumentar mi propia coleccion, que solo tengo 7 =(  jejeje

O.o, WTF?, bloquear y listochaumefui.

Listochaumefui situation #2

Esta situación sucedió en la vida real, yo no estaba presente pero me la contó mi corresponsal y co-investigadora, Anis.
Almuerzo de domingo. Un personaje, a quien, para proteger su identidad, llamaremos... Mamá, se encuentra un poco frustrada porque tiene un celular nuevo, y le está costando agarrarle la mano (podríamos decir que es de la misma marca que el que tenía anteiormente, los comandos son muy parecidos, y es incluso más simple que el anterior. Pero pobre Mamá. Y además, no quiero desperdiciar material para el mega post que me pienso mandar sobre ella algún día). 
Un segundo personaje, a quien llamaremos... a ver... Hermano, exasperado, le dice: "Mamá, tenés dos posibilidades: "Opciones" y "Borrar". Cuál usas??"
"Enviar!" responde Mamá.

Listochaumefui.

Si quieren, pueden compartir sus listochaumefui situations. Estarán colaborando a la investigación científica. O no, pero seguro me harán reír.

20 de marzo de 2011

Camila

Camila Lucía (ejem ejem, LUCÍA dije), la primer hija de mi amiga Sol.

Nació el 3 de marzo, la conocí personalmente hoy.

Tiene rulitos como la mamá, unos ojos preciosos, unas manitos mínimas y los pies más morfables que vi en toda mi vida. Además es una santa, la tuve en brazos y no lloró. Y todos los bebés lloran conmigo.

Me morí de ternura.







(We're sorry, the Grinch you're trying to reach is not available right now. Please leave a message. Thanks)

14 de marzo de 2011

Tenemos que hablar

Hablar no es my thing.

Oh no, no me refiero a hablar pavadas constantemente, que sí es muy my thing, sino a hablar "en serio".
Vaya Freud a saber por qué, es algo que me cuesta horrores manejar. Me pongo nerviosa, no soy clara, pierdo la paciencia, me cierro, me quedo muda. En ese orden.

Es por eso que la frase que menos me gusta escuchar es "Tenemos que hablar", o cualquiera de sus variantes.

Automáticamente me pone nerviosa. Empiezo a repasar mentalmente qué cagada me pude haber mandado, o qué problema puede haber, porque asumo inmediatamente que si hay que ponerse serios y hablar, es porque algo anda mal.

Y no importa la forma en que se plantee el requerimiento, mi percepción del asunto es siempre la misma, a saber:

Emisor del requerimiento_"Tenemos que hablar"
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Podemos hablar?"
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Quería hablar de algo con vos..."
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Hay una cosa que quiero comentarte"
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Puedo preguntarte algo?" (Esta es una de las peores; es obvio que algo malo pasa; si quisieras saber algo simple y no problemático, como por ejemplo cuál es mi sabor favorito de empanadas me hubieras hecho la pregunta directamente, sin tanto preámbulo!)
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

No atribuyan esto al hecho de que, seguramente, me vivo mandando una cagada atrás de otra, y por eso me preocupa. Es todo lo contrario. Normalmente, no me mando cagadas (no con respecto a otras personas, al menos. En lo que a mi persona respecta, me las vivo mandando...) , entonces más aún me como la cabeza tratando de pensar qué pude haber hecho, o qué pudo interpretar la otra persona que yo hice, o qué puede haber pasado, y así hasta la eternidad.

Así que, por favor, si alguna vez "tienen que hablar" conmigo, just shoot. No me hagan todo el preámbulo. Probablemente, no me sienta cómoda con la situación de "tener que hablar"; pero al menos me habrán evitado ese momento previo de no saber qué carajo pasa, que no ayuda en nada a mi ya importante incapacidad para hablar "en serio".

Desde ya, muchas gracias.

3 de marzo de 2011

Spam

Teniendo 5 cuentas de correo electrónico y la estúpida costumbre de dejar sus direcciones en cualquier lado, uno recibe una cantidad importante de spam. Importantísima.

Sí, gran parte se filtra y va dirctamente a la carpeta de spam de la casilla; pero siempre reviso esa carpeta, por las dudas, porque me ha pasado que correos deseados caigan por error en la carpeta de no deseados. Así que termino viendo toda la basura que me llega.

Para mí hay dos tipos de spam: el "clásico", enviado por desconocidos que se hicieron con la dirección de una porque, por ejemplo, sin querer la dejamos a la vista en Your Next Shoes; y el otro tipo de spam, enviado por los propios contactos, del tipo "Te envío los 76 angelitos de la suerte", "La vida es hermosa.pps", "Cadena de oración a la Santísima Virgen del Sendero de los Campos Verdes, 3 Veces Milagrosa, Desatanudos, Abrocha Cinturones Imposibles..." (y sigue el CV de la susodicha), "ReEnviá eSto a 25 cOntActoS o el ChiCo/a q t gUsTa sE va a iR a vIviR al hEmisFerio nOrTe", y el clásico, eterno, que nunca dejará de circular: "Se cierra hotmail!!! Esta vez es cierto!!!".

Sobre el spam enviado por los contactos... qué decir... ya todos mis contactos saben que no creo en los ángeles, a menos que estemos hablando de la ciudad californiana; ni en ningún tipo de deidad mayor o menor de ninguna religión. Que no pienso reenviarle una sarta de pelotudeces a mis contactos, ni aunque me amenacen con una eternidad de tortura en Mordor; y que, a esta altura debería ser evidente, Hotmail no va a cerrar. JAMÁS.
Lo saben, y me siguen mandando esas mierdas. Seguirán yendo a parar, sin ser abiertos, a "Eliminados". Junto con algunos de sus remitentes.

Así que voy a explayarme sobre el spam clásico, porque resulta que accidentalmente me dejé la dirección de yahoo a la vista en Your Next Shoes, y he recibido cosas de lo más variadas...

1. Buy cheap shoes! Discount, sale, free shipping blah blah blah
Ok, este me lo merezco, es lógico que me llegue este tipo de spam (de aquí hasta que cierre la cuenta de yahoo, o hasta la eternidad) dado el lugar en el que publiqué mi dirección de correo. Y mis antecedentes.

2. Award promotion. "Your Email Id has won £1,000,000.00. in the Uk Award Promo. send your Names..Address..Tel.."
Really, queda alguien que pueda creer en esto, todavía? A esta altura del partido y de la internet 2.0?
(Oh, wait, sí. Mi jefe. El otro día me comentó, chocho él, que una compañera del banco le había mandado un mail, que decía que Microsoft estaba enviando cheques a los usuarios de Windows, y que era cierto, porque lo había chequeado una abogada... me acuerdo y lloro de risa, realmente pensé que ya nadie podía caer en esa scam!)

3. Remitente: Matum Kobe Ouattara; Asunto: Dear respected one
Y ahí nomás, después de ese encabezamiento tan respetuoso, el amigo Matum se despacha con una historia sobre su padre, un groso del mundo del cacao, a quienes sus socios envenenaron en una reunión de negocios; pero no antes de que este le pudiera confiar a su querido Matum (ya huérfano de madre, suenen violines) que había depositado 10 millones y medio de dólares en el banco, que les había dicho a los del banco que ese dinero pertenecía a su socio del exterior, y que dicho socio iba a enviar los datos para realizar la transferencia a su cuenta. Este ingenioso plan del Cocoa Lord había sido llevado a cabo para que el bueno de Matum pudiera disponer de su dinero, sin que los malvados que habían envenenado al viejo se la tomen con su hijo.
Conclusión: Matum necesita, solamente, que cualquier "respected one" le pase los datos de su cuenta bancaria, para poder hacer la transferencia del dinero; y como recompensa, se decidió a ofrecer el 20% de la suma transferida (2.100.000 dólares, por si les da fiaca sacar la cuenta).
No, si de gente buena está lleno el mundo, eh...

4. FuckBook Invite code: 9ku7K_
Ehm... paso, gracias.

Debería ser más cuidadosa con mis direcciones de correo... no aprendo más.


Update, 4 de marzo de 2011, 10:39 hs: me acabo de ganar la Microsoft Windows Online Lottery, $1.000.000.-
Qué afortunada soy, verdad? :P

Happy accountant aniversary!

Hoy, 2 de marzo, hace exactamente un año que me recibí de Contadora.
(Digo "hoy 2 de marzo" y seguramente este post salga con fecha 3 de marzo, porque ya son más de las 12. Pero deben saber que para mí, hasta que no me acuesto no cambia el número de día. Excepto en mi cumpleaños, claro, a las 00:00:01 ya estoy poniéndome el bonete y demandando saludos y regalos).

Pero basta de irme por las ramas; decía, hace un año que me recibí. Y vaya si fue difícil llegar a ese momento glorioso en el que el profesor que te está tomando el último final de tu carrera te felicita y te trata de "colega" (bueno, eso no fue exactamente lo que me sucedió, porque mi último final me lo tomó un abogado...)

Cuando me presenté a dar el exámen, lo hice en circunstancias no del todo óptimas, por dos cuestiones: primero, era una materia muy jodida (Actuación judicial) que ya había rendido mal en la mesa anterior; entonces había un poco de presión extra (además de la pila de presión que ya de por sí genera rendir el último final de una carrera que se me había hecho muy larga). Y segundo, hacía un mes que tenía de visita en casa a dos parientes de mi papá. Italianos. Viejos. MUY conversadores. MUY gritones. Muy tanos, bah. Así que, básicamente, estudiaba como y cuando podía. Sin mencionar que también tenía que ir a trabajar, y mínimamente, comer, bañarme y dormir. Bueno, lo de dormir quedaba bastante relegado.

Imagínense.

Pero finalmente llegó el momento. Instancia escrita, pasé, instancia oral, pasé.

Me recibí.

Y estaba sola en la facultad, porque les había prohibido a todos terminantemente que fueran hasta que yo no se los indicara.

Pero feliz.
(No, no me salvé de esa ridícula tradición de enchastre, vean el testimonio fotográfico más abajo... pero sepan que no me olvido, y la venganza... será terrible!)

Todos saben lo obse que soy con el tema de la higiene personal en general, y de mi pelo en particular... imaginen lo que fue eso... 7 lavados de pelo ese día, 3 al día siguiente... asco absoluto.

La entrega de títulos fue unos meses después, pero el post da para poner foto "profesional" jajaja