14 de marzo de 2011

Tenemos que hablar

Hablar no es my thing.

Oh no, no me refiero a hablar pavadas constantemente, que sí es muy my thing, sino a hablar "en serio".
Vaya Freud a saber por qué, es algo que me cuesta horrores manejar. Me pongo nerviosa, no soy clara, pierdo la paciencia, me cierro, me quedo muda. En ese orden.

Es por eso que la frase que menos me gusta escuchar es "Tenemos que hablar", o cualquiera de sus variantes.

Automáticamente me pone nerviosa. Empiezo a repasar mentalmente qué cagada me pude haber mandado, o qué problema puede haber, porque asumo inmediatamente que si hay que ponerse serios y hablar, es porque algo anda mal.

Y no importa la forma en que se plantee el requerimiento, mi percepción del asunto es siempre la misma, a saber:

Emisor del requerimiento_"Tenemos que hablar"
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Podemos hablar?"
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Quería hablar de algo con vos..."
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Hay una cosa que quiero comentarte"
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

Emisor del requerimiento_"Puedo preguntarte algo?" (Esta es una de las peores; es obvio que algo malo pasa; si quisieras saber algo simple y no problemático, como por ejemplo cuál es mi sabor favorito de empanadas me hubieras hecho la pregunta directamente, sin tanto preámbulo!)
Lucía_(Uh mierda, y ahora qué pasó? Qué hice??) "Ehh... ahora? Ehh... bueno, decime."

No atribuyan esto al hecho de que, seguramente, me vivo mandando una cagada atrás de otra, y por eso me preocupa. Es todo lo contrario. Normalmente, no me mando cagadas (no con respecto a otras personas, al menos. En lo que a mi persona respecta, me las vivo mandando...) , entonces más aún me como la cabeza tratando de pensar qué pude haber hecho, o qué pudo interpretar la otra persona que yo hice, o qué puede haber pasado, y así hasta la eternidad.

Así que, por favor, si alguna vez "tienen que hablar" conmigo, just shoot. No me hagan todo el preámbulo. Probablemente, no me sienta cómoda con la situación de "tener que hablar"; pero al menos me habrán evitado ese momento previo de no saber qué carajo pasa, que no ayuda en nada a mi ya importante incapacidad para hablar "en serio".

Desde ya, muchas gracias.

6 comentarios:

  1. Normalmente empezaría el comentario que quiero hacer con una pregunta, pero como conocedora de tu ser que soy, dado el hecho de ser tu hermana, y después de leer este post, me voy a atrever a darte un consejo.
    Cada vez que alguien te diga alguno de esos terribles parlamentos, dado que vos dificilmente te mandás cagadas con la gente, pensá lo siguiente:
    ("Uy Dios! Y ahora que se flasheó?? Con qué problema me va a salir para perturbar this walk in the clouds que yo provoco constantemente con mi actitud??) Obvio! Decime!"
    Y ya! Es un ejercicio, así como hacés sentadillas para que cierta parte de tu cuerpo no pierda contra la gravedad, ejercitás de esta manera para no perder tiempo limándote la cabeza con problemas de otros (y que tal vez ni siquiera son problemas y solo se convierten en tales porque vos te asustás de lo que te vayan a decir)

    Un corolario though... no te vayas de mambo, y lográ mantener una cierta objetividad en el asunto. Conocemos ambas, personas que son capaces de creer que nunca cometen errores y ese, my dear, es un club al que no querés pertenecer...
    Ovah!

    ResponderEliminar
  2. Primero:
    dije, and I quote: "Normalmente no me mando cagadas". Eso quiere decir que excepcionalmente me las mando. Lo admito como una posibilidad!
    Segundo:
    las sentadillas TAMPOCO me funcionan :P

    ResponderEliminar
  3. Error, las entadillas te funcionan. Y lo sabés. So...
    :P
    (Y no te estaba atacando diciendo que vos decís que no te mandás errores. Bajá la guardia Lulaina! Jjajajaja)

    ResponderEliminar
  4. Never!!! :P
    Hoy sabés en qué voy a estar pensando en el gym, no... jajaja

    ResponderEliminar
  5. Hola Lu! Parece que esa característica que mencionás de "asustarse" cuando piden hablar con uno es típica de los regidos por acuario, o tal vez, seremos parientes y no lo sabemos ya que a mí me pasa exactamente lo mismo que a vos...

    Tu descripción parece calcada, jaja!

    Besos y buena semana!

    ResponderEliminar
  6. Oime una cosita, quiero hablar de algo con vos
    ajajajajaja
    A ver si te venis a conocer a CAMILA LUCIA con lo q luche por ponerle Lucia de segundo nombre cheee
    Me pasa igual q a vos (yendo al topic) a diferencia q suelo mandarme cagadas mas seguido, sin mala voluntad pero cagadas al fin :D entonces mi pensamiento es algo asi como: Uh puta madre y ahora q hice..

    En tu caso, lo ideal es no hacerse cargo del mambo ajeno, q diga lo q tenga q decir, y en base a eso empeza la defensa si es q la amerita sino a otro tema :P

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...