4 de junio de 2011

Enjoy the silence

Una de las muchas cosas que jamás voy a entender es a la gente que no puede estar en silencio. Que no tolera estar en silencio ni cinco minutos.

Tienen que tener la televisión prendida, o la radio, o música, o todo junto.

Si, por esas cosas de la vida, no tienen un aparato emisor de ruido al alcance de la mano, hablan, sin parar. Con alguien, o solos, no importa, la idea, parece, es llenar el silencio.

Por mi parte, puedo estar en silencio perfectamente durante horas. Nunca me molesta, en general lo disfruto y, muchas veces, LO NECESITO (sí, ya sé que hago un uso abusivo de esta palabra, pero créanme, en este caso es completamente cierto).

Hay veces, cuando el ruido ambiente me molesta excesivamente, en que desearía que los oídos pudieran desconectarse. Poder apretar un botón y que el mundo quede en mute, al menos para mí.

Muchos me han dicho: usá auriculares! Pero, dos problemas: uno, en el trabajo no puedo usar auriculares, lamentablemente tengo que interactuar con otras personas; y dos, tampoco es una solución, porque lo que yo quiero no es tapar un ruido con otro, sino silencio.

Imagínense: una está en la oficina, tratando de dilucidar por qué carajo no cierra un estado contable, o los saldos de una planilla, o tratando de idear alguna solución creativa (y, preferentemente, legal) para algún asunto laboral; trata de concentrarse, de sondear la mente en busca de ideas... pero de fondo escucha esa puta radio que no deja de pasar un tema pésimo atrás de otro, y que cuando no está emitiendo algo del estilo "Tú me dejastess caeeeeer pero eia me levantooó oooó pero eia me levantoooó" (por dios, how on Earth eso le puede gustar a alguien??), tiene a una locutora insufrible leyendo mensajes del estilo "Hola, soy Fulana, quiero pedir el tema de Mongo Aurelio 'Te amo como la puta madre que te parió', y se lo dedico a mi chucuchitín precioso que está al lado mío, que lo re re amo. La radio está buenísima!"

Cómo se supone que evitemos el colapso nervioso? Quién puede culparnos si, un día cualquiera, agarramos un lanzallamas y liquidamos a todo ser vivo en cinco cuadras a la redonda, mientras cantamos I'm going off the rails on a crazy train ♫ ?

Otra situación: llego a casa con la cabeza limadísima después de estar buena parte del día en la oficina, en donde escucho todo el tiempo gente hablando, tanto personal como telefónicamente, además de la ya mencionada banda sonora provista por la radio (que, menos mal, dura sólo hasta el mediodía, y ese es el motivo por el cual aún no tuve un brote psicótico). Entro a casa, decía, y Madre (que es una de las personas que no toleran el silencio) está sentada en la cocina leyendo, o haciendo crucigramas, o recortando recetas, whatever, y por supuesto escuchando música, o con la tele prendida (la está mirando? No, ni por casualidad, le gusta el ruido nomás). 
Nos ve entrar y baja la música. O la saca, directamente. Qué considerada, dirán ustedes, como te conoce, porque es tu madre hace treinta años, sabe que disfrutás del silencio al llegar y...

NO.

Lo que sucede después de que baja o saca la música es que comienza el monólogo, que abarca desde lo que cocinó para el almuerzo y lo que compró esa mañana en el súper, hasta un resumen pormenorizado de un programa de no-sabe-qué que vio anoche. No sabe de qué era el programa porque de a ratos se dormía, pero igual se las arregla para hablar largo rato al respecto. Y una, con la cabeza a punto de estallar, y no sabiendo si le están hablando del programa de cocina de Narda Lepes o de "El Universo" de Stephen Hawking, murmura que está cansada y se encierra en su cuarto a dormir una siesta de tres horas, previa colocación de tapones en los oídos (porque duermo con tapones para los oídos), porque es la única manera de poder estar en silencio, sin derramamiento de sangre.

Por favor, por favor, una vez cada tanto, déjenme disfrutar el silencio.

2 comentarios:

  1. ajajajjajaj te apoyo completamente, una de las cosas q me gustaba de vivir en andorra era el silencio sepulcral nocturno... imaginate q estuve como 15, 20 dias viviendo c mi compañera d cuarto solas en una habitacion de hotel con el hotel CERRADO en unos 3000m de altura en un valle en una montaña je mas silencio imposible, yo q vos considero la idea de irme una temporada xD

    ResponderEliminar
  2. Algo así sería tu sueño: http://youtu.be/4BZi1wN6Nbc

    ;)

    Lo más cercano en la vida real deben ser los audífonos esos con cancelación de ruido. Pero nunca probé unos la verdad...

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...