30 de agosto de 2011

Un mes con la Piraña!

La Piraña es, por supuesto, mi gatito Luca, que ya hace un mes que está en casa. Y el mote de "Piraña", junto con el de "Critter" dan una idea de lo que es el carácter del animalito a veces.

Siendo mi primer mascota oficial, y estando casi enteramente a mi cargo (digo "casi" porque mientras voy a trabajar se queda con su nanny, es decir, mi madre), me cambió la vida en unos cuantos aspectos:

por ejemplo, adiós a dormir de corrido a la noche, y mucho menos a dormir mis 14 o 15 horas reglamentarias los fines de semana. Los gatos, se sabe, son criaturas nocturnas, y poco les importa que una tenga que ir a trabajar temprano, o que quiera dormir como un lirón. Y como Luca duerme conmigo, cuando él se despierta, yo me despierto. Y si no me despierto, él se encarga de despertarme, ya sea saltando sobre mi cabeza, mordisqueandome la nariz o los pies, o tirando algo al piso para que el quilombo me ponga alerta (porque, para colmo, tengo el sueño híper liviano).

Adiós, también, a la limpieza absoluta y al blanco ala de mi cuarto. Hace poco, la habitación tuvo varias modificaciones: nuevo piso, nueva cama, por lo tanto nuevas sábanas, acolchados, almohadas, almohadones, un cuadrado de esos para sentarse... muchas de esas cosas las elegí blancas. Me gustan los colores claros. Todo el mundo me decía que era un color muy sucio, y yo respondía que sucia es la gente. De hecho, desde diciembre hasta hace un mes, todo lo blanco en mi cuarto seguía perfectamente blanco... hasta que llegó Luca. Lo que menos podemos decir de mi acolchado es que sigue blanco (por no mencionar los enganches que le hace al subirse a la cama...), las almohadas y almohadones de adorno son su playground, y mi amada almohada de memory foam ya pasó a ser suya, al menos en un 50%. 

También hay que andar bastante alerta para que no salga al fondo o a la calle cuando alguien abre la puerta; ver que no se suba a la mesa a comer algo que haya quedado (el otro día, en un minuto de descuido, lo encontramos muy feliz chupeteando un pedacito de churrasco...); vigilarlo para que no mordisquee y/o tironee ningún cable, cosa que parece fascinarle (de hecho, un día me dejó sin internet por tironear el cable de ADSL); y, en general, vigilar que no se mande cagadas mayores.

Pero al margen de los cuidados extra, la mugre extra y las horas de sueño de menos, pocas veces algo me hizo tan feliz como este bichejo. No es novedad que me gustan los animales desde siempre, y que me prendo a cualquier mascota ajena con total descaro, pero esto es muy distinto.

Llegar de trabajar, ir a saludarlo (bueno, ir a apretujarlo y besuquearlo) y que el critter se ponga a ronrronear y a lamerme los dedos; que se meta en la cama cuando me voy a dormir, para hacerse una bolita al lado mío; que haga sonido de "pío" cuando quiere algo (porque del maullido macho todavía ni asomo)... son todas cosas nuevas para mí. Y me mata de amor, qué quieren que les diga. La Grinch interior, al carajo. Babas por montones.

Luca-facts:

# Le gusta mucho el jamón. Ahora no le doy porque quiero consultar con el vet, pero se pone loco cuando estoy comiendo un sándwich.
# Duerme siestas arriba de la tabla de planchar, frente al ventanal del escritorio.
# Cualquier papelito en el piso lo entretiene por largo rato. También le gusta jugar con el coral que tengo sobre la mesita de luz (para afanárselo, por supuesto, se sube a la mesita...)
# Siempre que estoy sentada (con la compu, en la mesa, en la cama) quiere subirse a mis piernas. Y ya que está, se duerme una siesta.
# Le gusta revolear litter para todos lados. Menos mal que le compré el "baño" cubierto...
# Le encanta mi pelo. Ha llegado a dormir sobre mi cabeza (literalmente), sobre mi cuello y en mi nuca, con las patitas en mi pelo.

Una cosa más: ayer, domingo, tuvo su primer baño oficial, con shampoo para gatos y todo. No le gustó ni un poco, pero se portó bien. Después lo sequé con el secador de pelo, y estaba muy sedado y maricón xD Lo tuve en brazos como por dos horas.

Helo aquí:

 4 de agosto

 6 de agosto

 11 de agosto

 13 de agosto

 21 de agosto

 27 de agosto

 27 de agosto

 28 de agosto

(No se preocupen, no voy a hacer un post con cada cumplemes del gato. Es el primero, nomás. Ténganme paciencia!)

2 comentarios:

  1. Que bueno que estés feliz con Luca! Tanto que querias una mascota, ahora la estás disfrutando. Viste lo que son? Hacen mucho lío a veces, tiran las cosas, te despiertan, rompen adornos...pero son lo más hermoso que hay! :D que se te acurruquen a la noche para dormir, no tiene precio!

    ResponderEliminar
  2. ahhhhh las fotos me lo morfo lu es demasiado tierno.
    comida pueden mordisquear todo, lo q si cuida de no darle dulces q eso les hace re mal.
    a mi shiva le encantaba la sopa!! jajajajaa yo me servia y le servia platito y le daba con la cucharita en la boca (enferma total)
    en fin, felicitaciones por el primer mes!!!!
    y te digo, sigue zafando lo blanco por vas un mes recien xD contame en un par mas

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...