7 de noviembre de 2011

Amazing

28 de octubre, llegó (y pasó) el día del recital de Aerosmith@Estadio Único de La Plata. Y he aquí mi tardía relato del hecho.

Llegué relativamente tarde al estadio, a eso de las 19.30, porque no tenía ni la más mínima intención de hacer horas de cola, ni mucho menos irme adelante de todo en el campo. Un poco porque ya no estoy para esos trotes, y otro poco porque, con la (falta de) altura que tengo, nunca veo nada si estoy entre mucha gente. La entrada, al igual que el día del recital de U2, súper ordenada, nada de cola (al menos a esa hora), todo limpio, muy buena organización.

Al rato de entrar, me encontré con mis amigos Paz y Lucas, que tuvieron la brillante idea de subir a las gradas de la Cabecera Sur; y digo brillante, no sólo porque estábamos cómodos y se veía bárbaro, sino porque esa parte del estadio es techada, y a la mitad del recital se largó un diluvio importante (lo cual no le importó a Steven, que siguió saltando y meneando como si nada abajo de la lluvia... mirá si se patinaba y se bajaba otros dos dientes!)

La lista de canciones bien podría haber sido el tracklist de un "Grandes éxitos" de la banda: Livin' on the edge, Amazing, What it takes, Crying, Janie's got a gun, Rag doll, Love in an elevator y la lista sigue. Dos que tenía muchas ganas de escuchar, y los muchachos me dieron el gusto: Mama Kin y Dream on.


El baterista se lució con un solo muy bueno (bah, qué se yo si técnicamente fue bueno, ponele; a mí me gustó mucho), y hasta Joe Perry cantó, un cover de no sé quién y no tengo ganas de googlearlo, pero me gustó mucho también.

Cerraron, si mal no recuerdo, con Walk this way; y cuándo prendieron las luces del estadio, lo primero que pensé fue: qué poco tiempo tocaron! Pero no, habían pasado casi dos horas. Así de bueno estuvo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Speak now, or forever hold your peace...