9 de diciembre de 2011

Music (I)

Hace un tiempo escribí algo relacionado con el olfato, y cómo despierta ciertos recuerdos, o evoca ciertas sensaciones (click here para releerlo).

Después del olfato, lo que más remueve los profundos abismos de mi memoria (?) es, sin dudas, la música. La música que escuchaba en tal época, o el artista que me recuerda a X cosa, o esa canción, ESA canción hija de puta que no podés escuchar sin que se te caigan las lágrimas porque te acordás de...

Una cosa es escuchar "Dreams" de Deep Dish y cagarse de risa acordándose de aquellas vacaciones con las chicas; otra, bastante distinta y ciertamente mucho menos agradable, es escuchar algún tema que te transporta a un momento feliz, pero con alguien que ya no está, y la tristeza por eso es tanta que es intolerable escucharlo. 

Hasta que un buen día, por esas cosas de la vida y del aleatorio del iTunes, o simplemente porque soy masoquista, vuelvo a escuchar esa música. Y es como una patada en la cabeza. Tal vez cae alguna que otra lágrima, y me pregunto "Pero quién carajo me manda a mí a escuchar Give me a sign, eh??".

Hacer esto a veces me deja hecha una piltrafa. No, bueno, SIEMPRE me deja hecha una piltrafa. Lo que sí sucede a veces es que es como una especie de catarsis, como tirar lastre, como decir Sí, estoy triste, listo, lo admito. Y después de eso, a veces, me siento mejor. 

No es que esta noche haya tenido esa suerte, pero bueno, así es la vida.

2 comentarios:

  1. no puedo estar mas de acuerdo con vos en este tema!!! es increible como la musica te transporta a otra epoca y a otras sensaciones! puf! para mi es la cancion de la pelicula closer, the blowers daughter... cada vez q la escucho, suspiros interminables!
    muy lindo tu blog!
    Barbarella

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Barbarella, gracias por dejarme tu comentario!

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...