28 de diciembre de 2012

Christian Louboutin Spring 2013 collection

Me enteré por ahí (?) que este año, para presentar su colección Spring 2013, Loubi no hizo la habitual cuenta regresiva con posterior descubrimiento en su site, sino que los fue largando, como quién no quiere la cosa, al e-shop. Tipo "Mirá qué lindos, querés comprarlos? Pues podés!"

La triste verdad es que no, Monsieur Louboutin, no puedo. Pero eso no quita que pueda admirarlos, linkearlos por todos lados, molestar en general con "OMG mirá miráaaaa lo que son estos zapatos!" y, por supuesto, bloggear al respecto.

Acá van, de los presentados hasta ahora, los que más me hicieron tironearme de las mechas al grito de "Necesito!!" (no, gente, no me arranco de verdad las mechas. Pero la imagen es graciosa).

Pigalle stripes. Sigo afirmando que los Pigalle son la perfección hecha zapato


V neck. Lloro de amor


 Cachottiere. Nombre poco feliz, preciosas booties.


Flo & Flo sling. Clásicos 100%


June. Ya se dejaron ver en algunas red carpets

*suspira*

Imágenes: http://us.christianlouboutin.com/us_en

26 de diciembre de 2012

WIMS XMas Edition: Qué festejo en Navidad

Las Fiestas de fin de año me entusiasman. Mucho.

A excepción de un par de años que no tuve mucho ánimo festejador (pero por cosas que no tenían nada que ver con la Navidad o el Año Nuevo), desde que tengo uso de razón me encanta esta época del año.

Muchos me han preguntado, dado que me lo paso manifestando mi ateísmo y desprecio por la iglesia católica (como institución. No tengo nada contra la gente que cree... cada loco con su tema :P), qué es lo que festejo en Navidad, entonces. Y la respuesta es: nada en particular. Festejo por la tradición misma de festejar. 

Que yo festeje "La fiesta del arbolito" tiene tanto sentido como que otras personas celebren el cumpleaños de Jesús, a decir verdad. Y si no, muéstrenme en qué parte de la biblia dice "Jesús nació un 25 de diciembre". Incluso personas que estudian la biblia (y, más aún, que se la toman en serio!) coinciden en que Jesús no pudo haber nacido en esa fecha. Hay, en cambio, un montón de celebraciones paganas que se realizaban alrededor de esa fecha, todas (o casi) relacionadas con alguna deidad que representaba al sol.

Cuestiones de religión aparte (porque no quiero herir susceptibilidades; o seguir haciéndolo, jejeje), mi festejo tiene más que ver con decorar la casa, juntarse con la familia, comer, reírse, pasarlo bien, hacerse regalitos, usar bombachas rosadas y brindar por absolutamente todo. Y así es como festeja toda la gente que conozco, y algunos incluso creen en Jesús, y andá a pedirles que te expliquen qué carajos tiene que ver el arbolito con el supuesto cumpleaños, pero bueno...

En fin: cada uno puede celebrar lo que más le guste, no? Y de la manera que mejor le parezca, mientras no joda a los demás, verdad?

Vivir y dejar brindar, ese es mi lema (?).

Feliz Navidad!

Bonus track (?): pedacitos de decoraciones navidenas en mi casa, todas a estrenar (menos la canastita de Papá Noel con caramelos; quería tener en mi nueva casa algo que hubiera estado en mi casa anterior)


21 de diciembre de 2012

WIMS XMas Edition: Pink

Hace un rato, mi hermana Ana se preguntaba, por Twitter, de dónde viene la tradición de usar una bombacha rosa en Navidad y una roja en Año Nuevo. Quiero aclarar que la susodicha anoche tuvo la fiesta de fin de año de su trabajo, y tal vez bebió un poco de más. Pero, dada la oportunidad de elaborar sobre temas tan profundos (?), lo haré.

En primer lugar, quiero aclarar que no tengo idea de dónde viene la tradición de la bombacha rosa, y cualquier intento de buscarlo en Google es inútil, ya que hay demasiadas teorías y todas suenan a verso. Lo más probable es que se le haya ocurrido a un visionario de la industria de la ropa interior, y desde entonces nos están vendiendo bombachas rosas a lo loco.

Hay discrepancias en cuanto a la tradición: Hay que estrenar bombacha rosa en Navidad, y volver a usarla (previo lavado, claro) en Año Nuevo? La bombacha rosa se regala para Navidad y se estrena para Año Nuevo? Se estrena bombacha rosa en Navidad, y roja en Año Nuevo?

Yo pasé por todas. De chicas, a mi hermana y a mí, #madre nos compraba la bombacha rosa para estrenar en Navidad. En algún punto, alguien dijo que había que usar la misma en Año Nuevo. Y un día, ya grandes (y con alma de trolas, se ve), Ana sacó de no sabe dónde eso de que para Año Nuevo la bombacha a estrenar debía ser roja, así que cumplimos fielmente con la milenaria tradición (milenaria, o "se me ocurrió hace un rato", bueno...).

Lo cierto es que cada año me compro ambos colores para estrenar en su correspondiente fecha. No me importa de dónde haya salido, para mí es una tradición que cumplo desde chica, y forma parte de mi folklore navideño (que incluye de todo menos a Jebús, eso de una...).

Pink

12 de diciembre de 2012

Sitting, wait... bah, puteando como una loca

Lucía vs Fibertel, round 2:

después de terminar el post anterior, esperé, y seguí esperando, y los Fiber boys no llegaban. Así que, a las 14.30, con la poca paciencia que me quedaba, me volví a comunicar vía chat (gracias, una vez más, a la conexión prestada del misterioso vecino bondadoso).

Me atiende, casualmente, la misma chica con la que hablé ayer, y me informa que los técnicos no iban a poder venir a casa por "problemas técnicos" nuevamente. Mi reacción fue tal que el mismísimo Hulk se hubiera sentido inofensivo al lado mío. No la insulté, pobre piba, pero hubo un par de mayúsculas, como para que se diera cuenta de que era muy afortunada por no tener que fumarme vía telefónica. 

Le dije que no me importaban los problemas técnicos, que ayer había pasado exactamente lo mismo y que hoy, una vez más sin avisar, pretendían volver a dejarme colgada. Era una tomada de pelo. La piba se deshacía en disculpas y yo: no quiero disculpas, quiero un técnico, HOY, en mi casa. Arreglalo.

"Per... pero..." PERO LAS PELOTAS. QUIERO UN TÉCNICO HOY. 

Después de 15 minutos de argumentaciones, quedó claro que no iba a aceptar un no por respuesta. Le dije, además, que quería saber cuál había sido el "problema técnico" en ambos días, y por qué no me habían avisado nada, porque iba a ir a hacer el reclamo personalmente a la sucursal más próxima a mi domicilio. Y que si tenía que volver a comunicarme una vez más con atención al cliente, iba a ser para pedir la baja del servicio. 

Plin, la palabra mágica.

"BAJA"

"Aguarde en linea", me dijo.

A los 3 minutos me entra un llamado de Fibertel para que confirme la solicitud de visita del técnico. Si le hubiera dado más fuerte al "1" del teléfono, le rompía la pantalla... mientras tanto, la chica del chat me confirmaba que sí o sí iban a venir los técnicos, "antes de las 19hs". Media hora después, los tenía tocando timbre en casa. 

"Estás enojada!" me dijo uno de los pibes. NO, SI TE PARECE! Les relaté lo sucedido, y medio que me dijeron que lo de "problemas técnicos" es bullshit para cuando tienen demasiados reclamos. Obvio. Ah, y también me elogiaron la deco navideña. 

Arreglaron el problema en 20 minutos y se fueron. Y yo me tuve que ir a la oficina a poner la cara un poquito... llegué 16.30. Pero con la satisfacción de haberlos obligado a mandarme al técnico.

Gané. Bueno, me boludearon durante dos días, pero al final, gané.


Sitting, waiting, wishing

Cuando me mudé al cuartelito, Fibertel y su modem se instalaron antes que mi propia cama, lo cual les puede dar una idea de la relevancia que le otorgo a tener una conexión a internet. Para ser honesta, trabajo muy poco desde casa, así que la uso mayormente con fines recreativos y sociales.

Hace poco más de una semana, la conexión empezó a fallar. Primero eran microcortes esporádicos, luego se hicieron más seguidos y no tan "micro", hasta llegar a la situación en la que estoy desde hace cuatro días: tengo internet durante unos 20 minutos al día, distribuidos en lapsos de 3 minutos de conexión cada vez.

Obviamente, ante la primera falla (el lunes 4/12), me comuniqué con el servicio técnico, en donde me dijeron que, efectivamente, detectaban un problema de conexión (Thank you, Captain Obvious!) y que me iban a mandar al técnico el día martes 11/12, entre las 12 y las 19.30 hs. Les pedí si me podían acotar un poco el tema del horario, porque trabajo de 8 a 16, y obviamente me dijeron que no, que los turnos de servicio técnico son así, y que la otra opción horaria era de 8 a 15. En fin, lo acepté porque no había mucho por hacer. Así que ayer estuve en la oficina, desde las 12, esperando a que suene el teléfono con el llamado que confirmaría la visita, para salir disparando a casa (vivo cerca de donde trabajo, vale aclarar). 

A eso de las 13 hs me llamaron, pero no se escuchaba nada del otro lado de la línea, sólo estática. Inmediatamente llamé a atención al cliente para explicar lo sucedido, y pedir que me confirmen la visita. Ellos, según dijeron, no podían hacerlo desde ahí, pero que me quedara tranquila, que me volverían a llamar "en breve".

Esperé hasta las 16, sin novedades. Me fui de la oficina a casa, y aún sin novedades. A las 17.30, usando el wifi prestado de un buen vecino, me comuniqué vía chat para ver qué pasaba, y la operadora me informa que "no hay ninguna visita pactada para mi domicilio". Tratando de no transformarme en the Hulk, le expliqué todo lo sucedido, desde el primer reclamo hasta la última comunicación. Ahí me dijo que en realidad, la visita había sido suspendida. "Yse puede saber por qué carajos la visita ha sido suspendida?" Parece que por un problema técnico/de sistemas/ de la garcha con los técnicos. "Y se puede saber por qué mierda no me avisaron, y me dejaron clavada como una pelotuda en mi casa, esperando a unos técnicos que  jamás iban a llegar? Y, más importante aún, para cuándo me van a reprogramar la visita?". Muchas disculpas y blah, y la visita se había reprogramado para el 19/12 entre las 8 y las 15 hs.

No. NO. 

Eso le dije, así nomás: NO. Hace más de una semana que estoy con problemas técnicos, me banqué la espera, y ahora, que ustedes cancelaron el turno, SIN AVISARME, y me lo quieren reprogramar para dentro de más de una semana? No. Necesito una resolución esta semana.

"Yo la comprendo, y sepa disculpar, pero blah blah blah..."

NO. No me interesa. Quiero una resolución esta semana. No fui yo la que canceló el turno, así que no voy a esperar más de una semana más.

"Pero los técnicos, y el horario y blah blah blah".

NO. Quiero una solución AHORA, no para navidad.

"Bueno, voy a consultarlo con Jabba the Hut" (probablemete me dijo "con mi supervisor", pero bueno).

En eso, se ve que mi vecino donante de wifi apagó el modem (o también tiene Fibertel y le anda como la garcha), y se me cortó la conexión al chat, mientras esperaba que vuelva la señorita venezolana (?) que me estaba atendiendo. Mi furia debe haber generado una conmoción cósmica (???), porque a los 3 minutos me llama la misma señorita al celular, para decirme que se nos había cortado la comunicación (You don't say...), y que había logrado conseguirme una visita para mañana (es decir, para hoy) entre las 8 y las 15 hs. Y bueh, le cabe a la oficina, pensé. Y tomé el turno.

Hoy a las 8 am ya estaba levantada, con un sueño indescriptible. Me puse a hacer cosas de la casa, leer el diario, boludear... cualquier cosa que no implicara tirarme de nuevo en la cama, porque "me tiro a ver una peli para matar el tiempo" iba a significar, casi seguramente, quedarme dormida. Y yo, que de noche escucho un alfiler caerse en la otra cuadra y me despierto, de día me duermo como si me desmayara, y los de Fibertel se iban a cagar llamando y tocando el timbre.

Llamé dos veces, una a las 8.30 y otra a las 12.30 para verificar que todavía estuviera vigente mi solicitud de visita. Lo está. 

Pero son las 13.30 y aún estoy esperando. 

Vayan alertando a la policía porque, si a las 15 aún no llegaron, me tomo un taxi hasta la sucursal de Cablevisión/Fibertel más cercana a mi domicilio y ROMPO TODO.


(Btw, por favor no me sugieran que me cambie de companía. Ya tuve Speedy y casi me generan una úlcera. El proveedor local, Netverk, es carísimo. Y no hay más opciones.)

9 de diciembre de 2012

Harry Potter y los grandes WTF de Warner Bros.

Las adaptaciones de libros al cine suelen decepcionarme muchísimo si leí el libro antes de ver la película. Hay algunas honrosas excepciones, pero son muy, muy pocas, a mi gusto.

Cuando empecé a leer los libros de Harry Potter (alrededor del año 2000, porque ya había salido hasta el cuarto inclusive), Warner Bros. ya había comprado los derechos para hacer las adaptaciones (bueno, las masacres del libro) cinematográficas. Los libros me venían gustando mucho, y me imaginé que las películas nunca iban a estar a la altura de las circunstancias, pero igualmente fui al cine cuando se estrenó la primera. La decepción fue inmensa. Es obvio que no van a poder meter un libro entero en una película de un par de horas, pero... lo que sí entra en la película, por qué carajos lo tienen que cambiar tanto, cuando no hay necesidad? 

Recuerdo que salí del cine indignada, y dije "Ni en pedo voy a ver el resto de las películas de la serie, cuando salgan!". Un año después, obviamente, fui al estreno de la segunda. Y después, al estreno de la tercera. Y de la cuarta, y de la quinta. Y las odié a todas, a cada una un poco más que la anterior (no, en realidad creo que la tercera fue la más lame de todas...). El cast, a excepción de Alan Rickman que personificó a Snape de manera soberbia, y Harry, Ron y Hermione, que safan, es horrendo. Actores de puta madre como Ralph Fiennes (Lord Voldemort), Maggie Smith (Minerva McGonagall) y Gary Oldman (Sirius Black) apestan en sus pepeles. Cada vez que salía del cine, me prometía que no iba a ver la siguiente. Y no lo cumplía, por supuesto.

Para ese entonces, ya habían salido los siete libros, uno mejor que el otro, en particular los últimos tres. Y, en vista de lo que habían hecho con la quinta película, ya me esperaba cagadas masivas para el final de la saga cinematográfica. 

Pero como a mí me encanta tirar la guita, pareciera, fui al estreno de la sexta y séptima películas también. La séptima es la primera parte del último libro, que desdoblaron en dos partes, y cuando salí de verla en el cine, dije más firmemente: "Ahora sí, por el honor, juro que no voy a venir al cine a ver la última película!". 

Y lo cumplí.

Pero un buen día, y porque se ve que me gusta sufrir, me la bajé. Y recién la miré. Creo que nunca exclamé tantas veces "Uh, cualquiera!!" como mientras miré esa película. Ni siquiera mirando Twilight, y con eso les digo todo.

Por qué, por qué hacen esos horrores? Por qué agarrar un libro con una historia maravillosa, interesante y bien escrita, y arruinarlo así?

Estoy indignada.

Imposible hacer una lista de todos los horrores de esa película, pero acá van un par, de muestra:

Primero, durante todos los libros (y también lo mencionan en las películas) se dice que Harry es igual a James, excepto por los ojos, que son verdes, iguales a los de Lily. Pues bien, al menos fueron coherentes en una cosa: son igual de cambiantes...

Baby Harry y Lily, de pequeña. Y los ojos verdes?

 Ah, ahí están xD

Y segundo... en el epílogo del libro no decía nada sobre Harry haciéndose cirugía estética para corregir la cicatriz. De hecho dice, y cito: "As Harry looked at her, he lowered his hand absentmindedly and touched the lightning scar on his forehead". Sin embargo...

Dafuq, Harry?

En fin, un horror. Y yo no escarmiento más. 

Creo que voy a releer (por vez n° 7 millones) mi copia de Harry Potter and the Deathly Hallows, para sacarme la horrible sensación que me dejó esa película.

3 de diciembre de 2012

My way


No sé si a ustedes les pasa, pero para mí hay cosas que deben hacerse sí o sí de determinada manera o en determinado orden. O cosas que no hay que hacer bajo ningún punto de vista. 

Mientras van llamando a los hombres de blanco para que me pongan el chaleco y me lleven, les cuento algunas de las cosas que para mí son ASÍ y de ninguna otra manera:

1. El agua para el té se hierve. Sobre todo si es té en saquitos. Para el té en hebras, se hierve y se deja enfriar un poquito antes de verterla (?) en la tetera.

2. Los sándwiches de miga y pan lactal de cualquier pic nic que se precie de tal deben cortarse en diagonal, produciendo dos mitades en forma de triángulos. Se admite, para consumo en casa, la variante de cortarlos en cuatro cuadraditos o triangulitos, porque son fáciles de picotear mientras miramos TV o jugamos a algo en la compu.

3. Al hacer la cama, la sábana no ajustable se coloca del revés, para que, al doblarla sobre el acolchado, se vea correctamente.

4. En Excel, los números siempre, SIEMPRE deben llevar puntos separadores de miles. Y, en la mayoría de los casos, dos decimales.

5. Al comer pastas, primero se les pone el queso rallado y, arriba de él, la salsa (sin cubrir todo el queso, obvio).

6. Las puertas del placard siempre se deben cerrar antes de dormir; y dentro del mismo, los ganchos de las perchas siempre deben mirar para el mismo lado: abertura hacia adentro.

7. Nunca, NUNCA JAMÁS hay que combinar negro con marrón chocolate.

8. Los postres, para ser merecedores de tal título, deben tener, sí o sí, chocolate y/o dulce de leche, y NO tener frutas. Las tortas de cumpleaños que se ven suculentas por fuera, pero adentro tienen frutillas o duraznos me ponen realmente furiosa.

9. Si hay que abrochar varias hojas juntas, el ganchito (uno solo, nada de esa ñoñada de doble ganchito) se colocará en el margen superior izquierdo, con una inclinación aproximada de 45º.

10. Cuando la pileta de la cocina tenga dos "compartimentos", en el de la izquierda se lavará, y en el de la derecha se dejarán los platos limpios y enjuagados para que se escurran. No entiendo por qué hay gente que lo hace al revés. Supera mi capacidad de entendimiento, de verdad.

11. Al cepillarse los dientes, el orden de los pasos es el siguiente: mojar el cepillo, ponerle pasta dental, volver a mojar el cepillo con la pasta ya colocada, y luego comenzar el cepillado.

Y hay más, pero no quiero asustarlos. Tanto.

26 de noviembre de 2012

Trampire!

***AVISO: este post contiene spoilers sobre Twilight y New Moon.***

Hace unos días, con tanto revuelo por el estreno de Breaking down, part II, decidí que ya no quería vivir en la ignoracia con respecto a la saga de Twilight, así que me las gestioné todas, para verlas de una buena vez. Pensé que tal vez, incluso, me podrían llegar a gustar. Tengo un hisotrial de haber disfrutado de películas tan pedorras como "Diarios de una princesa" (1 y 2, ejem), "Bring it on" y "The house bunny".

Así que anoche, luego de cenar, puse la primera. Por momentos me reía tanto que empecé a sospechar que era culpa del champagne que me había tomado (estaba festejando el inicio de mi semana de vacaciones, btw). Mucho maquillaje blanco, mucho glitter para los vampiros que brillan al sol (?) y quotes tan memorables como este, de Edward Cullen, shiny vampire:

"we think of ourselves as vegetarians, right, 'cause we only survive on the blood of animals." 



Les mentiría si les dijera que no disfruté la película; nunca me reí tanto en mi vida! Así que hace un rato, y tomando algo de nulo contenido etílico (té Lady Grey), puse la segunda. Y no, no era el alcohol. Eran ellos, nomás. Otra vez a morir de risa con las caras (iba a poner "con las expresiones" pero no, no hay nada de eso en esta película xD), con los díálogos... en un momento, empecé a inventarles diálogos paralelos (que, si soy honesta, eran mucho mejores que los del guión, y más graciosos sin dudas!).

Mientras la miraba, tomé nota de algunas cosillas que me llamaron la atención:

1. La expresión "Menos autoestima que Bella Swan" ya es una frase hecha, no? Archi demostrado en líneas de su personaje tales como "because it doesn't make sense for you to love me. I'm nothing." (porque no tiene sentido que me ames. No soy nada).

2. El vampiruchi, por su parte, colabora diciéndole cosas tales como "Bella, the only thing that can hurt me is you" (Bella, la única cosa que puede lastimarme sos vos). Keyword: THING. No dijo "the only one", dijo "the only thing". Poco sutil, la verdad.

3. El papá de Bella dando consejos tan sanos como "Sometimes you gotta learn to love what's good for you" (a veces tenés que aprender a amar lo que es bueno para vos), en referencia a que el hombre lobo, también conocido como Cara de Alpaca, le quería dar masa y estaba a mano, no como el vampiro que se había tomado el piróscafo. Básicamente, conformate con lo que hay. Con ese daddy, no me extraña la autoestima de -4 de Trampire... (si no entienden lo de "Trampire", es por ese affaire que tuvo la chirusita ésta, Kristen, con el director de "Snow White and the huntsman", y las copadas remeras que salieron al respecto).

4. Edward Cullen, el vampiro protagonista, tiene el poder de leer los pensamientos de los demás, pero a Bella no se los puede leer. En la segunda película de la saga, la llevan a ver a los vampiros más capos, uno de los cuales también tiene el poder de leer los pensamientos, pero tampoco se los puede leer a Bella. Heads up muchachos: no es que ella sea inmune a los poderes vampíricos, sino que nada pasa por esa cabecita (ni por esa cara, ya que estamos). Ni un pensamiento. ZERO. xD

En fin, esa es mi review sobre la saga, hasta ahora. OBVIAMENTE voy a mirar las otras dos que tengo, y luego la última, porque es demasiado material como para desperdiciar.

Hombre lobo? Nah, hombre alpaca!

25 de noviembre de 2012

La vida en el Cuartelito. Hoy: the help

No sé si ya lo mencioné en el blog, pero la experiencia de vivir sola me está resultando de lo más maravillosa. Al punto de dudar que alguna vez pueda volver a convivir con un ser humano (esto ya me pasó cuando me fui de vacaciones sola: volví pensando en que fue la mejor de mis experiencias vacacionales... me estaré volviendo un poco ermitaña?).

Sin embargo, hay veces que me gustaría contratar ayuda profesional (bah, profesional... con que tengan buena voluntad alcanza) para ciertas tareas y actividades. Los puestos a cubrir serían los siguientes:

1. Cebador/a de mate. No hay caso, conmigo y el mate. Cuando logro vencer la paja absoluta que me da prepararlo, cebo uno, lo dejo, cebo otro, lo vuelvo a dejar... para cuando voy a cebar el tercero o cuarto, ya está inmundo (de hecho, mientras escribo esto, el mate y el termo que tengo al lado se me cagan de risa...). Lo gracioso del caso es que tengo cuatro mates. Para qué, vaya uno a saber. Con que venga un par de tardes por semana, es más que suficiente para mis necesidades materas. Salvo que venga #madre, o alguna amiga de visita; ahí ya cubro mi cuota de mates y no necesito cebador ad hoc.

2. Limpiador/a de vidrios. Miren que no tengo ningún tipo de problema con las tareas de limpieza eh... no te digo que me gusta limpiar pero no me molesta en absoluto. La excepción es la limpieza de los vidrios. Odio, ODIO limpiar los vidrios. La frecuencia requerida sería una vez cada dos semanas. No se ensucian mucho.

3. Cocinero/a. Este sería el puesto más fundamental a cubrir. Cocinar me infla las bolas que no tengo de una manera inexplicable. Yo lavo todo después, pero que alguien se ocupe de prepararme la comida.

Eso es todo. Para lo demás, me arreglo sola perfectamente.

Me voy a arreglar el mate. Aunque es inútil... mejor me hago un té.

8 de noviembre de 2012

La vida en el el Cuartelito. Hoy: el aire acondicionado.

Dice la Ley de Murphy que "si algo puede salir mal, saldrá mal". Pues bien, la Ley de Lulaina dice que "si absolutamente todo puede salir como el reverendísimo orto, saldrá como el reverendísimo orto". Pasemos a la ejemplificación:

La semana pasada compré un aire acondicionado para el Cuartelito, en uno de esos lugares que te asesoran, te venden y te lo instalan. La instalación se programó para hoy a la mañana (por lo cual no fui a trabajar), y los muchachos de La Plata Clima llegaron a eso de las 9.30. En casa ya estaba mi viejo, a quien recluté en carácter de asesor, y "qué sé yo, por si me preguntan algo que no sé".

Antes que nada, aclaro que el depto está en un edificio nuevo, no tiene más de dos años, y antes tuvo otra inquilina, que rescindió el contrato. Está hecho el cableado/cañería y demás para instalar el aire acondicionado, y la chica anterior tenía uno instalado. Hasta ahí lo que yo sabía. Pero vamos a lo que no sabía...

"Este cable está cortado al ras, y el caño está roto acá" me dice uno de los técnicos, señalando vagamente a los caños que salían de la pared del balcón. "Te voy a tener que picar un poco la pared para..." y ahí ya no sé qué más dijo, la sola mención de "picar la pared" me anuló. En ese momento, #padre tomó cartas en el asunto, y dijo que no pasaba nada, que él después me lo arreglaba (#padre es albañil retirado), así que los muchachos procedieron a romper, con el consiguiente desparramo de polvo y escombros.

Sacaron caños, unieron cosas, yo no tenía la más puta idea de lo que estaba pasando, lo único en que podía pensar era "qué mugre, dios mío, qué mugre!" y "qué calor del orto".

Con todo en su lugar, y pese a la poco estética rotura de pared del balcón, probaron el aire. No andaba bien. No sabían qué pasaba. Probaron acá y allá, y nada... hasta que se dieron cuenta de que el caño que pasaba por dentro de la pared (el que vino con el depto, digamos) estaba pinchado. No, pinchado no: tenía una rasgadura de unos 4 cm aproximadamente. Haciendo gala de sus dotes detectivezcas, los instaladores descubrieron que el aire acondicionado anterior no había sido instalado en el lugar en el que debería haber sido instalado, sino más para un costadito, para lo cual hicieron un agujero en la pared, llevándose un buen pedazo de caño en el camino.

Y ahora, qué mierda hacemos, me pregunté. Me lo pregunté en mi mente, ya que palabras no me salían. Me explicaron que la opción de arreglar ese caño no era viable; que iban a tener que romper en otro lado, usar caños y materiales que ellos habían llevado, y que todo eso pase por afuera de la pared; pero que tenían que consultar con su superior por el tema del costo. 

La instalación ya me estaba saliendo alrededor de $1000, así que no me hacía mucha gracia la posibilidad de tener que pagar extras varios. Pero finalmente el costo adicional no era tanto, así que solucionado ese tema.

Y ahora había que volver a romper... más escombros, más quilombo, más polvo... hubiera llorado, si no hubiera estado al borde de la deshidratación por el calor que hacía (porque, a todo esto, ya eran como las 12 del mediodía).

Después de romper, pasar caños, soldar cosas y demás, quedó instalado, y lo probaron... no andaba bien, de nuevo. 

Y AHORA QUÉ GARRRRRCHA PASA? grité para mis adentros. "Chicos, hay algún otro problema?" fue lo que exterioricé. Resulta que con el caño pinchado/roto de antes, el aparato había perdido el gas. Aparentemente, el gas es lo que hace que estas maravillas del mundo moderno enfríen. Por lo tanto, había que cargarle gas, pero se habían olvidado el cosómetro (?) para medirlo, así que uno de los chicos lo fue a buscar, mientras el otro armaba el cañito para el desagüe.

Para todo ésto, y aparentemente gracias a Edelap, sus cambios de tensión y algún problema que incluía la palabra "fase" que me explicó el encargado, el ascensor se trabó y hubo que llamar para que lo destraben. Así que a partir de las 13 hs más o menos, no tuvimos ascensor. 

Cuando llegó el técnico con el cosómetro, una garrafita y algo que parecía un mini compresor, bajé a abrirle por la escalera, y subimos con todas las cosas idem (mencioné que vivo en un 4to piso, no?).

Finalmente, el bendito aire se decidió a funcionar, siendo casi las 14 hs.

Ayudé a los técnicos a bajar las cosas (dos viajes más por escalera), y ahí terminó la etapa de la instalación. 

Claro que ahora me quedaba enfrentarme con la mugre indescriptible que había quedado en todos y cada uno de los centímetros cuadrados del Cuartelito... así fue que me puse a limpiar, y terminé como a las 17.30 hs. 

Ahora, con el depto limpio, y yo idem, me dispongo a esperar a unas amigas para cenar. Vamos a estar fresquitas. Oh sí.

4 de noviembre de 2012

Far and away

No puedo, NO PUEDO dejar de escuchar esta canción


I wonder why...


Across the lawn last great divide
The distant longing never dies
And all the pain of a dream that was never known
Never fades, no
That's alright, someday I'll find you
I tell myself most every night

You seem so far and away
Another life, another time and place
Oh, oh, if only I could find you
So far and away
It's something lost I never will replace
It seems so far away

A love I'll never come to see
And though I've tried can't let it be
My God, it aches for the longing it only grows
Every day
I only bleed when I'm all alone
They say in time give it tomorrow
But to me that's just a lie

You seem so far and away
Another life, another time and place
Oh, oh, if only I could find you
So far and away
I'm waiting on a miracle today
It seems so far away

So if you hear this last refrain
I hope you know that I still wait
I can't let go, all I need is a miracle
And today all I need is a miracle
Oh, oh, oh, yeah

It seems so far and away
Another life, another time and place
Oh, oh, I hope these words will find you
So far and away
It's something lost I never will replace
No, I'm begging for a miracle today
Hey, hey, hey

And I wait so long
And I wait so long
So alone, so alone

29 de octubre de 2012

La peor primavera de la historia

Bueh, no sé si de la historia, pero esta primavera, so far, está resultando de lo más decepcionante. Y eso me molesta mucho, porque la primavera es mi estación favorita del año.

Teóricamente, en primavera sale el sol más seguido, el clima se templa, cambiamos la pila de sacos y sweaters por vestimentas más livianas, que luego darán paso a las prenditas licenciosas del verano. Lo mismo sucede con el calzado: salen a relucir los bellos peep toes y, más avanzada la estación, oh sí, sandalias! Dan más ganas de pasear, de salir. Se acabó el frío, pero el calor no agobia. Hay flores, pajaritos y todas esas ñoñadas bellas.

Acá en La Plata, además, a mediados de la primavera la ciudad se pone más hermosa que nunca (perdón por la poca objetividad, pero yo le tengo mucho cariño a mi ciudad). Durante noviembre, que casualmente es el mes de su cumpleaños, empiezan a florecer los jacarandás (los del diagonal 73 son una hermosura!), hay un olor a tilo increíble por todos lados y, no sé, se pone más bella en general.

El tema es que con este clima horroroso, ni prendas livianas, ni sandalias, ni sol; y me van a romper todos los jacarandás, carajo!

Así que, a la deidad climática que corresponda, o a Thor, o a quien sea: arreglen el clima. Aprieten el botón de "Comenzar primavera" ya mismo. No me arruinen noviembre.

20 de octubre de 2012

R.I.P. Carina

Carina is no more.

Carina era mi notebook, una HP Pavilion que me regaló mi papá cuando me recibí, allá por marzo de 2010. Su nombre se debe a que la buena gente de Garbarino me vendió una notebook usada (había estado en exposición, luego me dijeron), por lo cual, en el primer encendido, que es cuando hay que darle un nombre al equipo, alguien le puso "Carina"; y con eso me encontré cuando prendí la compu en casa (bueno, no inmediatamente, debo confesar). Por supuesto que hice el reclamo y me la cambiaron por una nueva; pero a esa nueva le seguimos diciendo, cariñosamente, Carina (y digo "le seguimos diciendo" porque en cada boludez que se me ocurre, mis amigos siempre me secundan, por lo tanto TODOS le decíamos Carina a mi notebook). En fin.

Hace poco más de dos semanas estaba yo muy feliz en el Cuartelito, cocinando (sí, cocinando) mientras escuchaba The Wall desde el iTunes en Carina. De repente, sobre el final del segundo CD, me quedé sola gritando "Tear down the wall!". WTF? Mi inmediato pensamiento fue "se quemaron los parlantes de la notebook", demostrando que a suponer pelotudeces no me gana nadie. Me acerco a la compu, estaba apagada. Me asusté un poco. Intento prenderla de nuevo. No prendía. Empecé a entrar en pánico. Desconecté y reconecté todos los cables, probé con diferentes enchufes, saqué la batería, la volví a colocar, y nada. Para ese entonces ya estaba lista para tirarme al piso, ponerme en posición fetal y llorar. 

Después de limarle la cabeza a un par de poco afortunados amigos vía Whatsapp y chat (menos mal que tenía el celular...), me calmé un poco. Como el transformador del cargador estaba frío, supuse que se había quemado, por lo cual la computadora había dejado de cargar, había consumido la batería y se había apagado (haciendo gala, una vez más, de mi inagotable fuente de suposiciones erradas).

La llevé al service, y una semana después me dieron el diagnóstico: la mother estaba más frita que los churros de Manolos. Presupuesto para el cambio: $2.800. Obviamente arreglarla a ese costo no era una opción; tenía que comprar una nueva.

Yo adoro comprar cosas, en general; pero con el temita de la tecnología no me hace tanta gracia, hay que hacer demasiado research, todos te dan opiniones distintas, y me termino tarando. Al margen de que, con mi reciente mudanza, con todo lo que compré y todo lo que aún tengo que comprar, tener que hacer semejante inversión inesperada me ponía bastante nerviosa. 

Por suerte tenía un backup en el disco externo; que es donde también guardo las series, películas y algo de música. Eso, sumado a que desde el teléfono puedo navegar, chatear, twittear y facebookear (?), hizo que la ausencia de la compu no se sintiera tanto. Incluso tuve un incipiente intento de vida social! Salí viernes y sábados, me reuní un par de jueves con amigas, fui de visitas...

Pero eso ya se acabó :P

Después de dar muchas vueltas, decidí la compra de la nueva laptop, una Asus para más detalles, y hoy la fui a buscar a BA (me llevó mi amigo Juani, gracias totales a él. Ahora le debo una chocotorta.). Así que aquí estoy, posteando desde ella por primera vez.

Todavía la encuentro rara, es más grande que Carina (tiene number pad, oh yeah!), y tiene la tecla L (que Carina perdió en un accidente, cuando tenía apenas dos meses de vida...). Tiene el teclado americano, sin ñ pero configurado para español (con esto quiero excusarme por todos los typos que pueda cometer dentro de los próximos... digamos... 2 meses?). De a poco me iré familiarizando con ella.

Good bye Carina, fiel compañera. Bueno, no tan fiel, te cagaste arruinando a menos de tres años de tu compra, pero en fin... pasamos buenos momentos juntas (?).

Y bienvenida Asus.

5 de octubre de 2012

Problemas

Dice el dicho (?) que "si no sos parte de la solución, sos parte del problema".

Permítanme elaborar:

si no sos parte de la solución, tenés la opción de quedarte al margen. Ya sea porque no tenés una solución viable, o porque no te compete ser parte de la solución. Y, sabiamente, elegís no involucrarte, más que con alguna que otra palabra de consuelo.
Ahora bien, si no te quedás al margen, y no ofrecés una solución viable, empezás a ser parte del problema. Y cuánto más insistente te ponés con tus soluciones inviables, no adecuadas al caso y/o pelotudas, más vas incrementando el problema. A veces, incluso, te podés transformar en un problema mayor que el problema original.

Así que, si no sos parte de la solución, y tampoco te quedás al margen, sos parte del problema.

Y si sos parte del problema (y, para colmo, una parte del problema que no existía originalmente), me reservo el derecho de mandarte a la mierda.

25 de septiembre de 2012

Taste the summer

En cada cambio de temporada, uno de los momentos que más espero es cuando Via Uno sube a su web los nuevos modelos. Pues bien, la espera terminó, y ya podemos empezar a tomar nota de todos los modelos que harán que nuestro presupuesto financiero se vaya a la mismísima mierda en los próximos meses!


Pese a que las previews que fueron apareciendo en Facebook no auguraban nada bueno (fluo, fluo, corcho, plataformísimas, fluo y más corcho), la colección me sorprendió muy gratamente, porque encontré varios modelos divinos, para nada en línea con la moda grotesca de estos últimos tiempos, y en una amplia variedad de colores que me resultan muy usables.

Sin más preámbulos, he aquí mis favoritos so far (porque a veces agregan modelos más entrada la temporada, y una es débil...):

Hace rato que estoy buscando unas lindas sandalias blancas, y este modelo es perfecto. Además, ya las tengo en negro, y sé que son cómodas (aunque si fueran un pain in the ass creo que igual me las compraría). En ese color cobre están súper tentadoras también, pero ni da tener tres pares de sandalias iguales...
Es el modelo 21236603 y vienen en blanco, negro, nude, cobre, dorado, plata, azul y tres tonos de snake.

EDIT: no son exactamente iguales a las que ya tengo en negro, de la temporada pasada. Las mías tienen una especie de base, vean en la foto. Me gustan más así!


Este es mi modelo favorito de la colección. Las *necesito*, al menos, en nude. Y en fucsia también.
El código es 21236602 y vienen en negro, chocolate, aqua, fucsia, nude, dorado, cobre, azul y un rosa tirando al salmón (ven lo que les decía de la variedad de colores?).


Peep toes con el famoso pin heel, que al fin podré probar. El modelo es el 21281501, y vienen en negro, nude, azul, rosa y un verde clarito que se ve súper lindo, pero sospecho que no son fáciles de combinar.


Wedges, o tacos chinos, como prefieran. Los más bajos me gustaron mucho; el otro modelo lo tendría que probar (y hace rato que estoy buscando algo slingback, así que este bien podría ser el elegido!). Los códigos son 21221603 21250504 respectivamente.

Ballerinas puntudas, finally!! No serán las Pigalle flat, pero algo es algo... una pena que vengan sólo en ese color. Código 21207201.


Y mi pendiente: el sobre snake. Después de haberme comprado los pumps de snake, me di cuenta de que debería haberme comprado el sobre haciendo juego; cuando lo fui a buscar, ya estaba agotado. Creo que este es el mismo print, tendré que llevar los zapatos y comparar (en un typo muy acto fallido, escribí "comprar" en vez de "comparar", jejeje).

Esos son mis elegidos, obviamente la colección tiene muchísimos modelos más, que pueden ver acá, incluyendo todas las tendencias de la temporada... cosa que no me importa, porque las tendencias de la temporada son bastante horribles. Lo que quería destacar es que, como siempre, Via Uno tiene opciones más clásicas, o variedad fuera de la tendencia, para las que nos negamos a ir por la vida con zapatos de Frankenstein. Y fluo, para colmo.

I love you, Via Uno.

20 de septiembre de 2012

La vida en el Cuartelito. Hoy: el lava-secarropas


Decidí la compra de un lava-secarropas desde antes de encontrar departamento; no me gusta llevar la ropa al Laverrap (por más rico que sea el perfume que le ponen, no me gusta como dejan la ropa, además de la incomodidad de tener que llevarla y traerla). Que tuviera secadora incorporada era fundamental, porque todo bien con el lavado, pero dónde colgás a secar un juego de sábanas de dos plazas si no disponés de una terraza propia o patio de tamaño decente?
El secarropas es genial; no es tipo Koh-i-noor (por supuesto que tuve que googlear cómo carajos se escribe, a quién se le ocurrió ese nombre?), sino que la ropa sale completamente seca. Y tibiecita. Y con olor a suavizante para ropa. Ponerse el pijama recién sacado del secarropas es lo más (ponerse un jean recién sacado del secarropas es lo menos, though...).

Algunas notas respecto del aparatejo:

1. Tarda en secar. Tarda bastante. Como dos horas, más o menos. La primera vez que lo puse, no paraba más, y por supuesto empecé a googlear cosas como "Longvie tiempo secado", "Secarropas no se detiene" y cosas por el estilo. Los resultados varían entre "sensor de temperatura roto" y "dejate de joder, cuando la ropa esté seca, va a parar solo, andate a mirar Laberinto de nuevo".
Lo cierto es que depende del tipo de telas que esté secando y de la cantidad de ropa que le hayamos cargado. Pero calculen un par de horas, como referencia.

2. Nunca, pero nunca NUNCA hay que dejar las sábanas y fundas de almohadas hasta el final del proceso de secado, porque después no las planchan ni con una aplanadora. Esto lo aprendí de la manera más dura, por supuesto. Así que lo que hago ahora es: lo dejo secar unos 40 minutos/1 hora, lo apago, saco una a una las piezas (en este orden: fundas, sábana de arriba, sábana ajustable) y las plancho húmedas. Las sábanas tal vez necesiten quedar colgadas semi-dobladas hasta el otro día, para que se terminen de secar del todo (las dejo y, al día siguiente cuando vuelvo de la oficina, un par de dobleces, perfumina y están listas para ser guardadas). Sí, plancho las sábanas. Y sí, sé doblar sábanas ajustables :D

3.A veces, el lavarropas hará unos ruidos muy extraños, que nos harán asustar, empezar a buscar el número del servicio técnico, de los Bomberos y del Pentágono. Calma, mis pequeños. Es el puto cierre de la camperita chocando contra el tambor, nomás. No griten con desesperación. El vecino va a pensar que están locos (sobre todo, si ya tienen antecedentes...)

4. El proceso de secado tiene dos subproductos: vapor y pelusa. MUCHA pelusa. El tema del vapor se soluciona con la ventana abierta (al menos, ahora que aún no hace calor...); el tema de la pelusa ya es un poco más complicado. Todo queda lleno de pelusa: piso, lavarropas, mesada, arriba de la heladera, el portero eléctrico, TODO. Y si tienen una mesa negra, y están secando ropa blanca, ni les cuento. Trapito, paciencia y más paciencia.

5. La mayoría de los lavarropas tienen, en la parte de abajo, un tapón. #Madre me dijo que ella "cada tanto" lo saca para limpiar el filtro de no sé qué cosa. Luego de comprobar la info en el manual del aparato, confirmé que, en efecto, el tapón da al filtro de no sé qué cosa y que, "periódicamente" conviene sacarlo y limpiarlo. Pues bien, yo lo saqué, pero el tapón en cuestión, al ser removido, libera un flujo de agua. No mucho, digamos, una taza; pero si te agarra por sorpresa, puteás hasta en arameo. Lo gracioso es que, después de secar todo, putear más, y asegurarme de que no me iba a electrocutar por accidente, me dispuse a mirar el orificio y... nada, ni una pelusita de mierda. Consultada al respecto, #madre dice que con "cada tanto" se refería a 10 meses/1 año, no a un mes y medio que es lo que hace que yo tengo el lavarropas...

6. Si llaman al 0-800-SKIPnoséquécarajos, y les dicen que compraron una gran bolsa de jabón Skip, les mandan una cuchara dosificadora copada. Esto no tiene que ver estrictamente con el lavarropas, pero me gusta mucho mi cuchara dosificadora. O, como diría mi hermano, "la cuchara deshollinadora" (?)

Eso es todo por hoy. Nos leemos en el próximo episodio de "La vida en el Cuartelito".



18 de septiembre de 2012

Labyrinth

Ayer volví a mirar, por chorrogésima vez en mi vida, Labyrinth (o Laberinto, como gusten), porque conseguí una versión que se ve súper bien incluso en un LED de 40", lo cual, para una película de 1986, es bastante mérito.

Tengo un imán con esta imagen en mi heladera. I swear.

Laberinto fue mi película favorita de la infancia (bueno, todavía es una de mis películas favoritas); tendría unos 7 u 8 años cuando la vi por primera vez (y veces subsiguientes, porque antes repetían mucho las películas de sábado por la tarde), y me fascinó. La historia, la música, los "efectos especiales" (que hoy en día, con tanto 3D, cámaras IMAX y demás parecen una cadorcha, pero en su momento eran lo más!) y, por supuesto, Jareth, The Goblin King, interpretado por un Bowie que aún hoy (en realidad, sobre todo hoy) me resulta indescriptiblemente atrayente (y que derrocha laca para el pelo y delineador, también).

Cada vez que la miro, descubro algo nuevo; por ejemplo, ayer me di cuenta de esto:

Piedra libre para la cara de Bowie en la pared!

La escena de "As the world falls down", en donde Sarah baila con Jareth... podría mirarla tres millones de veces seguidas :sigh:; y la escena en donde Sarah entra a buscar a Toby, y de repente se encuentra en un lugar con escaleras en dimensiones imposibles (inspirado en la litografía "Realtivity", de Escher; supongo que de ahí viene mi fascinación con los dibujos de ese sujeto. O simplemente es que están buenísimos :P)



Un poco de trivia:

§ Helena Bonham Carter, Marisa Tomei y Sarah Jessica Parker, entre otras, audicionaron para el rol de Sarah. 

§ El 29 de enero de 1985, diez meses después de comenzadas las audiciones (y, no menos importante, el mismísimo día de mi cumpleaños n° 4!) Jennifer Connelly audicionó para el papel de Sarah. Una semana después, Jim Henson la eligió sin más.

§ El personaje de Jareth originalmente iba a ser una marioneta, como los demás goblins; pero finalmente Henson decidió que quería a una estrella carismática para el papel: un músico. Consideró a Sting y a Michael Jackson, pero finalmente decidió que Bowie era más adecuado. Gracias Jim! 

§ El papel de Toby, el hermanito de Sarah que Jareth se lleva al castillo, es interpretado por Toby Froud, el hijo de Brian Froud, diseñador conceptual de Laberinto. En la opinión personal de quien suscribe, luce exactamente como todo bebé debería lucir: cute, con un dientito y, fundamental, un ¿enterito?¿osito? bueno, esa ropita entera de bebé, a rayas (siempre que he tenido que comprar un regalo para un bebé, he elegido ese tipo de prenda _Caro y Sole pueden dar fe de esto_, aunque lamentablemente nunca conseguí rayada).

§ Los "juegos" que Jareth hace con las esferas de vidrio en realidad están hechos por Michael Moschen, un coreógrafo que también es muy buen malabarista, agachado atrás de Bowie, con sus brazos reemplazando los de David!

Quotes (mis favoritas, de más está decirlo, y en su idioma original, porque no hay como el idioma original):

"Everything that you wanted I have done. You asked that the child be taken. I took him. You cowered before me, I was frightening. I have reordered time. I have turned the world upside down, and I have done it all for you! I am exhausted from living up to your expectations. Isn't that generous?" (Jareth)

Sarah: That's not fair! 
Jareth: You say that so often, I wonder what your basis for comparison is? 

"I ask for so little. Just fear me, love me, do as I say and I will be your slave." (Jareth)

"For my will is as strong as yours, and my kingdom as great. You have no power over me" (Sarah)

Cómo amo esta película! (por si no había quedado claro :P)

10 de septiembre de 2012

Zac Posen Spring 2013

En una nueva entrega de la sección "Colecciones", más conocida como "OMG quiero, quiero todo!!!", tenemos a Zac Posen y su colección ready to wear Spring 2013

Unos vestidos... ay dior... en fin, que no sólo me falta el dinero para comprarlos, sino también unos 15 cm más de fémur y 10 kg menos para lucirlos. Pero soñemos, que no cuesta nada, y aquí están mis favoritos:

Arriba para más sexy, abajo más inocentón (?)

 Mi favorito. AMÉ.

 
Los shoes, mismo modelo forrados en todos los colores, oh god...

Las fotos son de Vogue, en el link más arriba pueden ver todo el slideshow del desfile y babear todo lo que gusten.

30 de agosto de 2012

Freeeeedooooom!! (Bueno, casi)

Por esta época se cumplen unos tres años desde que empecé mi tratamiento de ortodoncia, cosa que debería haber hecho mucho, muchísimo antes (digamos, 10 años antes, por lo menos...) pero que, por esas cosas de la vida (y de que una era un poco retobada cuando era pendeja) no hice.

Hace tiempo, les contaba en este post sobre "La Sádica", como le digo a mi ortodoncista (apodo que se ganó en muy buena ley...).

Quien haya tenido, lo sabe: los tratamientos de ortodoncia son la mismísima muerte (exagerate algo...); en todo este tiempo, acumulé una cantidad increíble de horas en el sillón de la dentista. El primer año y medio fui prácticamente una vez por semana a poner la boca y la paciencia a prueba, y eso sin contar las visitas no programadas que tenía que hacer cada vez que se me despegaba un bracket (tip: no coman Toblerone si usan ortodoncia fija, o háganlo el día anterior al turno, así aprovechan :P).

En mi caso particular, los brackets estaban puestos por detrás de los dientes, cosa que si bien es muchísimo más estética, también es muchísimo más pain in the ass. Duelen más, se salen más, son más caros, son más difíciles de trabajar, y ni empecemos a hablar del tema de la higiene... hace tres años que tengo dos juegos de 3 cepillos de dientes especiales (uno en casa y uno en la oficina), geles con flúor, colutorios y enjuagues con agua oxigenada... 

Pero al fin, AL FIN! estamos llegando al final del camino ortodóntico (??): hace un par de semanas me sacaron todos los brackets de abajo, y ayer todos los de arriba!!! Por supuesto que todavía queda el tema de la contención (unos alambrecitos de mierda que ni se ven, ni se sienten! Cuando la Sádica me preguntó "te molesta?", me daban ganas de decirle: BITCH, PLEASE! Después de todo lo que soporté, esto es la nada misma!) y de algunos detalles menores. Pero lo cierto es que ya estoy terminando, y que cada día que pasa me acerca más al momento que tanto esperé durante todo el tratamiento: bajarme una bolsa entera de caramelos "palito de la selva"!

Mirá cómo te sonrío para las fotos, ahora

28 de agosto de 2012

FancyBox, reloaded (?)

Tal y como habían prometido desde FancyBox, llegó la caja "resarcitoria": mandaron la caja de agosto, sin costo alguno, a todas las que pedimos la de junio y sufrimos demoras y percances en la entrega (mi experiencia fue relatada en este post).

La entrega: el periodo de entrega estaba pactado para la semana del lunes 27 (ayer) al próximo viernes 31 de agosto. Mi caja llegó hace un par de horas, súper a tiempo. Punto para Fancy.

El contenido: las marcas "de lujo" siguen brillando por su ausencia en las cajitas, pero creo que a esta altura ya nadie espera abrir una fancyBox y encontrarse con un cuarteto Ombre Absolue de Lancôme, verdad? Dicho esto, el contenido me resultó un poco más interesante que el de la caja de junio.

Da Box

Mi caja trajo cuatro productos, todos "made in Argentina" (y no digo esto despreciativamente, sino a título informativo):

1. Body Splash de Universo Garden Angels:
es de 100 ml, aroma "Pink grapefruit". Si bien a primera olida no me gustó mucho, lo probé y no es feo; para usar después de la ducha un día de verano caluroso, anda (siempre y cuando no tenga que salir). Es un gran candidato a ser afanado por mi señorita hermana Anis, quien gusta de este tipo de cosas.

2. Crema para peinar, sin enjuague, para cabellos teñidos, de Fidelité:
es de 250 ml. No conozco la marca, pero eso no dice mucho, no soy una gran conocedora de marcas de cosmética capilar. Tiene rico olor, y me viene bien que sea para cabellos teñidos, ya que yo me tiño (y ya no por el gusto de cambiar de color, qué tristeza...). Aunque normalmente no necesito cremas para peinar (mi pelo se peina solo!), la voy a probar!

3. Emulsión ordeñe regeneradora de Bioesencia:
es de 60 ml. Tampoco conozco la marca, pero probé la crema en el dorso de la mano y me dejó la piel muy suave. Tiene olor a caramelos de miel (?). Voy a probarla en donde la piel necesite más "regeneración" (ni pienso enumerar esos spots, no da para el incendio público) y después les cuento (aunque es muy probable que me olvide de contarles :P)

4. Crema humectante de María Vazquez:
es de 60 gr, y no hay fuerza en el universo que me haga probar esta crema en la cara. La probé en el dorso de la mano y es puro perfume. No cazo mucho de ingredientes, pero "alcohol, glycol" y otros oles me indican mantener mi cara bien lejos de este potecito. No tengo idea si es de María Vazquez la modelo, la marca de ropa (la marca de ropa es de la modelo? Nunca supe xD) o de otra María Vazquez, but even so: salvo que alguien diga que la quiere, va a parar derechito al tacho de basura.


All in all, gracias FancyBox por la gentileza, pero no voy a volver a pedir la caja. Ni ésta, ni ninguna de las otras beauty boxes que andan dando vueltas por ahí, en realidad. Prefiero ir a la perfumería y gastarme el dinero que sale la caja en un solo producto, en vez de cuatro o cinco, pero que sea de mi elección y acorde a mis gustos y necesidades. 

20 de agosto de 2012

La vida en El Cuartelito. Hoy: la alarma contra incendios

Qué tienen en común un incendio dantesco y las tostadas quemadas de mi vecino del 3ro A? Que ambas cosas hacen que se active la alarma de incendios de mi edificio, como bien descubrí hace un rato.

Estaba yo terminando de limpiar a fondo (porque eso de "una repasadita" nunca lo pude lograr) cuando de repente empiezo a escuchar un ruido extraño, como un pitido por un lado, y algo que parecía un compresor gigante por el otro, al mismo tiempo que empezaba a salir aire, muy fuerte, de uno de los agujeros del techo por donde salen las lamparitas (que aún carece de la lámpara, dado que no he tenido tiempo de ir a comprarlas, qué se le va a hacer). Mi primera reacción fue: qué carajo es eso? Y por qué está tirando mugre en mi piso recién trapeado?

Las ideas más pelotudas cruzaron por mi cabeza: "tengo calefacción central y no me había dado cuenta", "están limpiando algo en el edificio", "es una hidrolavadora (?)" y un par más. Claro que "Carajo, es la alarma contra incendios!" nunca se me ocurrió. 

Como el ruido me molestaba un poco, y el hecho de que no dejaba de salir mugre por el agujero del techo me molestaba mucho más, salí así como estaba a tratar de investigar. Y quiero tomarme un momento para describirles el "así como estaba": babuchas y musculosa negra, camperita cortita y chotísima roja, medias blancas, guantes Mapa color naranja y el pelo impresentablemente semi-recogido. ME TOMÉ EL ASCENSOR, como buena pelotuda inconsciente que soy, y ahí ya me dio un poco de cagazo, porque el ruido se escuchaba muy fuerte. Llegué a la planta baja y vi la luz de FIRE de la alama destellando, al tiempo que el ruido se hacía ensordecedor. Me infarté unas tres veces del cagazo, calculo, y subí corriendo por la escalera hasta mi piso, que es el 4to, pensando que en cualquier momento iba a ver humo saliendo de algún lado.

Me llamó la atención no escuchar gente, ni ver a nadie salir corriendo; la única loca por ahí, descalza y con guantes Mapa, era yo. Entonces, ya bastante en pánico, llamé al encargado, diciéndole que la alarma se había encendido, pero que no veía humo ni gente por ningún lado, y preguntándole si en el edificio se hacían simulacros de incendio (?), a lo cual el tipo se me cagó de risa, y me dijo que no; pero que ya iba para el edificio a apagarla.

Sin atinar a hacer nada inteligente (como ponerme un par de zapatillas, y agarrar el teléfono y los documentos, por ejemplo), bajé al 3ro, porque me pareció sentir un olor raro. La puerta del A estaba entreabierta, y vi a un señor mayor; entonces, cual película, me asomo un poco histérica y le digo, tal vez gritando un poco más de lo que hubiera querido: "SEÑOR, ESTÁ BIEN?!". El tipo me mira como pensando que había entrado una chiflada al edificio, y me dice: "Sí, no pasa nada, se me quemaron las tostadas" (y no es que la alarma del edificio salte por cualquier cosa... el tipo había dejado DOS HORAS las tostadas quemándose...)

Hicimos las presentaciones de rigor, ya cagándonos de risa (yo de la situación, y el tipo, supongo, de mi look de loca) y me volví al depto, a sacarme los guantes y tomarme un té para calmarme. Ah, y a barrer la mugre que había salido de dios sabe dónde.

Por supuesto que ni bien termine de escribir esto, voy a diseñar un plan de escape en caso de emergencias, teniendo siempre lista una mochila con mis documentos y papeles importantes, un backup de la info de la compu y cosas así. Al menos, si pasa algo, ya sé cómo suena la alarma contra incendios...

14 de agosto de 2012

Mudanza!

Bueno, lo hice: me mudé de casa! Hasta hace un par de semanas, aún vivía en la casa en la que nací, con mis señores padres. Yo no quería irme, ellos no querían que me fuera, y así se fueron estirando los tiempos, hasta que volví de México con la decisión tomada: empezar a buscar departamento.

Después de un mes y pico de búsqueda (que incluyó la frustración de un depto que me encantaba y supuestamente iba a desocuparse, pero nunca se desocupó; y otro depto que hasta llegué a reservar, pero el dueño se echó atrás y no lo pude alquilar), encontré mi nueva casa, AKA "El Cuartelito" (lo de Cuartelito viene derivado de mi casa, más bien de la casa de mis viejos, a la que siempre le dijimos "El Cuartel General", porque fue punto de reunión para todo evento, previa de salidas, meriendas o lo que fuere.)

Hubiera querido escribir sobre las odiseas que pasé para que me dieran la luz y el gas, pero... estaba ocupada solucionando esos temas, y empacando, así que pasó, y ahora no viene al caso el relato. Basta con decir que firmé el contrato el 21 de julio, y me mudé el 4 de agosto.

Previo a la mudanza definitiva (es decir, cuando llegó la cama y pude dormir acá finalmente), hubo varios días de traslado de pertenencias de mi vieja casa a mi nueva casa; tarea que no fue fácil porque, además de todas las cosas que tengo, tenía muchas compradas "para cuando me mude". Y cuando les digo muchas, me refiero a, por ejemplo, siete toallones, otras tantas toallas, un juego completo de ollas y sartenes de todos los tamaños, tuppers, vasos y copas que sumaban 26 piezas, vajilla, cubiertos...) cómo explicarles... lo único que me tuve que comprar después de mudada fue un pelapapas, porque el que ya tenía tuvo un accidente. El resto, tenía todo lo que necesitaba. Y más, bastaaantes pelotudeces más.

La mitad de la mudanza tuvo lugar el sábado 28 de julio. Vinieron la mitad de mis cajas, me trajeron la heladera y el lavarropas que me había comprado, y me conectaron el gas. Mención especial a mi amigo Juani, que me conectó portalámparas, y también el lavarropas, y yo le preparé un café que tenía cositas negras provenientes de la pava (ooops, me olvidé de lavarla antes :P). Paz también vino a ayudar, pero a ella le di mate, y estaba bueno. La mitad de la limpieza también tuvo lugar ese día: placard, bajomesada y alacenas, baño (el depto es nuevo, pero tenía una mugre inexplicable!)

A mediados de la semana siguiente, me dieron la luz, pero el clima lluvioso no ayudaba para mudarse... el viernes 3 de agosto traje casi todas las cajas y valijas que me faltaban, una vez más con la ayudade Juani, quien no se intoxicó con el café con aditivos que le preparé, por suerte. Y que tampoco me dijo que soy una rompepelotas infame, demostrando lo buen amigo que es (porque, honestly, me lo merecía :P).

Dejé el placard y la cocina completamente acomodados y volví a dormir a casa, jurando que al día siguiente, así cayera el segundo diluvio universal, me mudaba. Y eso hice, sin el diluvio por suerte, pero con un clima del orto de todos modos. Con la cama y un par de cosas más ya instaladas (y el wi fi conectado, ni hablar!), estaba lista para mi primer día de independencia. Que pasé, por supuesto, limpiando como una poseída. Again, no sé cómo estaba tan sucio el lugar! 

Pasó la primer semana, en la que todo, absolutamente todo era una novedad, y todo me gustaba. Siempre pensé que cuando me fuera de casa no iba a pasarlo bien durante el primer tiempo. Pues no. Lo estoy pasando de maravillas! Hay ruido o silencio según mis ganas, y eso es lo mejor de todo. Lo peor es cocinar  (aunque #madre me surtió el freezer con tres bandejas de milanesas y salsa bolognesa. I love you, Cata).

Lo que más se hizo desear fueron la mesa y las sillas, que llegaron recién ayer; así que me pasé varios días comiendo en la mesadita de la cocina (y no me vengan con que hubiera comido en la cama. No me gusta comer en la cama!)

Así que así estamos, descubriendo cosas nuevas todo el tiempo, como por ejemplo, que el secado del lavarropas tarda como dos horas, pero te deja las toallas divinísimas de secas y suavecitas :P

Sin más preámbulos, unas fotos de presentación del Cuartelito. Work in progress, porque aún me falta que me entreguen un par de muebles, las cortinas, y tengo que comprar el sillón y el aire acondicionado.

 Zzzzz

 Baño & cocina

 El living comedor, pelado

Llegó la mesa!