29 de febrero de 2012

Once upon a time

Como si no fuera suficiente con las series que ya vengo siguiendo, con todos sus capítulos al día (Criminal Minds, The Big Bang Theory, The Mentalist, Grimm) y con las que estoy esperando que comiencen las nuevas temporadas (Dexter, Game of Thrones, True Blood), me enganché con una más: Once upon a time.

No les digo que se las recomiendo porque... es bastante peculiar. Algunos hasta podrían llegar a calificarla de "un poco pelotuda". Bueno, no les voy a discutir porque podemos llegar a disentir en el concepto de "pelutudez". Mejor les dejo el útil resúmen de IMDB y el trailer, y juzguen ustedes mismos y luego, si gustan, se la auto recomiendan (?)

Emma Swan gets the surprise of her life when Henry, the son she gave up 10 years ago, arrives on her doorstep. Returning the boy to his adoptive mother becomes complicated when Henry reveals a stunning theory to Emma. Everyone in Storybrooke, Maine is a fairytale character under a curse, and Emma - as the long lost daughter of Snow White and Prince Charming - is the one who can save them all. The story unfolds; interweaving scenes of the drama in the sleepy New England town and the the inhabitants' past lives in the world of fairy tales. The timeless battle of good vs evil is ready to begin again.




A cuento de esto, aprovecho a confesar (no sin cierta vergüenza) que siempre me gustaron mucho los cuentos "de hadas", aún a sabiendas de que no son muy realistas que digamos. Bah, no son NADA realistas.
Tanto las versiones escritas (no digo orales, porque no recuerdo que me hayan contado cuentos alguna vez, pero sí recuerdo haberlos leído hasta el cansancio), como luego las películas de Disney, en donde la cosa se ponía más irreal aún, dado que todas las princesas tenían un físico increíble, una cara que dejaría a Megan Fox en el bando de las feas, una voz como para afanarle el podio a María Callas y una bondad e inocencia que no encontraríamos ni en una cruza de Madre Teresa con Lassie; y los príncipes estaban más buenos que Brad Pitt y ninguno era histérico, fóbico al compromiso, ni miraba deportes por TV.

Mi cuento favorito, como cualquiera de ustedes podría haber adivinado, es La Cenicienta (el Hada Madrina, el zapatito de cristal, y ese toque de obsesiva de la limpieza, tal vez?)

Por muy poco fieles a la realidad que sean, creo que siempre van a gustarme; y si alguna vez tengo que cuidar a la hija de alguna amiga (ejem ejem Sol...), es muy probable que le cuente algunos. Pero tal vez, como Carrie, le diga:

"... and Cinderella and the prince
lived happily ever after."
You know that this is just a fairy tale,
right, sweetheart?
I mean, things don't always
happen like this in real life.
I just think you should know that now.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Speak now, or forever hold your peace...