14 de febrero de 2012

San Valentín

A esta altura del partido, ignorar San Valentín se ha vuelto tan imposible como ignorar Navidad, por ejemplo.

Concursos de San Valentín, vidrieras de San Valentín, ofertas de San Valentín, gente organizando festejos de San Valentín, lugares ofreciendo eventos de San Valentín; y también, gente quejándose de San Valentín, y despotricando contra la fecha y toda la parafernalia que conlleva (porque les parece estúpido, o porque no tienen planes para la fecha, vaya uno a saber).

Yo he pasado por todos los estadios posibles con respecto al dichoso 14 de febrero: en una época ni sabía de su existencia; luego la festejé, con entusiasmo, regalos, corazoncitos, color rojo y muchas otras cosas que mejor ni dejo registradas, con mi primer novio; en el otro extremo, me reuní con amigas a hacer un festejo "anti-san valentín", cuando los corazones del grupo estaban atravesando turbulencias extremas; también la festejé, con mucho menos entusiasmo, con cierto sujeto pushy con el que salí en una época; finalmente, llegué al punto en que, dada mi situación sentimental, me es indiferente. Después de todo, un corazón roto no sabe de fechas marketineras (mmmbueh, vamos insertando música de violines por acá, Lulaina?)

No voy a negar que me molesta leeeevemente (por una cuestión de spam) recibir, por día, 23 ofertas de Groupon para "escapadas románticas", "fines de semana para dos", y demás. Cuándo es el día del soltero, así me mandan promociones copadas para uno? Les digo, hay mercado ahí eh... tipo "Un día de spá para vos solo", o "Una caja de media docena de cupcakes para vos solo, sin frosting rosa ni corazoncitos de azúcar", o "70% off en Via Uno" (shoe shopping es terapéutico).

Más allá de esto, la fecha pasará, una vez más, sin pena ni gloria para mí. A los que festejen, pásenlo lindo; y a los que no, no se enrosquen mucho con el tema, quejarse constantemente del día de San Valentín difícilmente los haga sentir mejor. Si la fecha les pica y no quieren estar solos, reúnanse con amigos, pero para pasarla bien: comer cosas ricas, mirar películas entretenidas (my choice: superhéroes, o de tiros y explosiones :P) y charlar.

Jimmy Choo, will you be my Valentine?

2 comentarios:

  1. Me encanta tu post, Lucía! muy sincero, pero también muy en el ojo de las cosas. Que vivan como mejor les sienta este día, pero ..QUE QUEJARSE SIEMPRE NO SEA LA OPCIÓN SIEMPRE. El día y su simbolismo es sólo una construcción cultural más de esta sociedad nuestra desesperadamente consumista, pero NO DEMONICEMOS NADA. Ni el consumismo ni San Valentín´s day es malo de por sí, SOLO LA ACTITUD CON QUE LO TOMEMOS. Be happy forever.

    ResponderEliminar
  2. LULAINA:
    Les digo, hay mercado ahí eh... tipo "Un día de spá para vos solo", o "Una caja de media docena de cupcakes para vos solo, sin frosting rosa ni corazoncitos de azúcar", o "70% off en Via Uno" (shoe shopping es terapéutico).

    DESARROLLEMOS!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...