12 de julio de 2012

Gianvito Rossi Fall/Winter 2012

He decidido, luego de cuidadosas consideraciones (?) que el blog tendrá una sección nueva, llamada "Colecciones". No me voy a poner a hacer reviews de colecciones de ropa y zapatos, este espacio no se trata de eso. Simplemente será una especie de desahogo: a veces me pasa que miro las colecciones de algunos diseñadores en otros blogs o en revistas, y la hermosura es tal que me desborda y necesita ser compartida. Y como mi hermana ya debe estar hinchada las pelotas de que le mande un mail atrás de otro, asunto "Mirá este vestido, boludaaaaaa!", les toca a ustedes sufrir mis ansias consumistas no satifechas (porque, si bien soy capaz de irme un día a Via Uno y llevarme cuatro pares de zapatos, un par de Gianvitos ya se me complica un poco más, por cuestiones económicas y de logística).

Justamente, hoy voy a babear sobre la colección Fall/Winter 2012 de Gianvito Rossi, un shoemaker italiano. Vi la colelcción en Shoerazzi (uno de mis blogs favoritos de zapatos), linkeé a la web del tano y morí muertísima.

Hace ya mucho tiempo que se están viendo horrorosas plataformas, tacos gruesos y formas grotescas en general en los zapatos. Por eso, esta colección me soprendió gratamente. Si bien hay algún que otro adefesio, la mayoría de los modelos me encantan. Y los que no me encantan, al menos en su mayoría, no me provocan ganas de gritar UGLY! Sin más, paso a mis favoritos:

 Spider Lu. Amé.

Clásicos en mi verde favorito y en nude (the new black)

 Pueden ser más hermosas?

Pumps con cuello (?) 

 Más clásicos, en gold & silver

Éstas vienen con un látigo de regalo :P

Divina combinación, aunque hubiera preferido el taco en negro

Quiero todos. En 37. Gracias.

11 de julio de 2012

La Cajita Poco Feliz

El pasado 2 de junio del corriente año estaba yo muy al pedo en mi casa, leyendo blogs, cuando de repente me encontré con un post en Tendenciera sobre Fancy Box.

En teoría, Fancy Box es una cajita sorpresa muy top que, previa suscripción vía web en www.fancybox.com (y, por supuesto, previo pago) es enviada a nuestro domicilio.

Después de leer el post, y ver las fotos del desayuno de presentación, decidí que $75 era un precio más que aceptable para la caja y la pedí; en las fotos se veían envases en miniatura de productos de Clinique, Clarins, unos esmaltes de Mavala... además, en la web de FancyBox aparecían, a modo ilustrativo, productos de Givenchy, Lancôme, Opi, Dior, Biotherm...


Obviamente no esperaba que en la cajita vinieran todas esas maravillas juntas; pero pensé que al menos UNO de los cinco productos iba a ser "high end". Pues no.

Pero antes de pasar al detalle de lo que trajo la caja, vamos a ver cuándo llegó la susodicha... según se informaba en la página de Fancy Box, la suscripción de cada mes cerraba el día 20. Y entre el 25 y el 30 de ese mismo mes, la caja llegaba a nuestras manos.


El lunes 25 me acordé de que la había pedido; pero no esperaba que me llegara el primer día, tampoco. Conforme iban pasando los días de la semana, yo pensaba "jeje, con la suerte que tengo, me va a llegar a último momento del sábado 30!". Pero, a juzgar por los comentarios en la página de Facebook de la marca, nadie la estaba recibiendo, y de parte de la Fancy people sólo había silencio al principio, y excusas bastante pobres después: que el último proveedor no les entregaba el producto, que tenían un problema con el transportista, que el paro de Moyano y el agujero en la capa de ozono. De la cajita, ni noticias.

La semana siguiente, que arrancó el lunes 2 de julio, los ánimos de las compradoras en Fb ya estaban bastante caldeaditos. Si bien Fancy Box no viene a cubrir una necesidad básica, así que no nos va a cambiar la vida recibirla tarde, enojaba el hecho de haberla pagado hacía un mes y no recibirla a tiempo, y más aún las pocas y erráticas explicaciones dadas por la marca.

Yo pregunté por Twitter, el día miércoles, si me sabrían decir cuándo estaría llegando la caja a La Plata, y me respondieron que entre "hoy y el viernes".

Recién el viernes 6 salió a dar la cara vía Facebook un tal Marc, "CEO & Co-founder de Fancy Box",  explicando que el retraso había sido por causas ajenas a su voluntad y pidiendo disculpas por no haber avisado antes; decía que las cajas ya habían salido todas, y que el 70% ya la había recibido. También anunciaba el envío de una caja especial para todas las compradoras de esta caja retrasada, a modo de resarcimiento. Y finalizaba con un fancysaludo para todas...

A esa altura, ya andaba circulando una descripción de los productos que habían enviado; por lo que leí, las fotos que vi, y lo que me dijo Silke (que me llamó ni bien la recibió, el viernes, para compartir su decepción), el perfil que completamos al momento de registrarnos se lo jugaron al truco, porque las cajas eran todas iguales. Y de Givenchy, Lancôme, Clinique y similares, ni noticias. Sí había Rimmel, Wella, Universo Garden Angels y una mascarita koreana.

A última hora del viernes mi caja aún no había llegado. La gente de FancyBox informó que los envíos se realizaban únicamente en días hábiles, y que el martes 10 iban a terminar con las entregas. Pero el martes tampoco llegó mi caja, así que les envié un mensaje por Facebook para saber si me podían rastrear el envío.  Me respondieron:

Hola Lucía, 

el último informe de la empresa de transporte nos indica que tu pedido salió de su central de despachos el día 5 de julio. 
Si bien hemos pedido que dieran prioridad a la entrega de las cajas, nos adelantaron que una vez que la cajita sale de la central de despachos puede tardar hasta 5 días hábiles en ser entregada. De modo que deberías estar recibiendo tu caja con seguridad antes del jueves o el jueves mismo como máximo.

Muchas gracias.
Saludos!

El jueves, esa fue su respuesta. Dos semanas después de la fecha de entrega prometida. Y ojo, que el pago se debitó de mi tarjeta de crédito INSTANTÁNEAMENTE después de hacer el registro y pedido.

La caja llegó recién, miércoles 11/7 a las 17.59 hs, no sólo con un retraso importante, sino con la sorpresa arruinada y la confirmación de la decepción por los productos recibidos (ya anticipada por todas las previews y por lo que recibieron Silke y Paz, otra amiga), que lejos estaban (lejísimos!) de ser los que usaron para promocionar el emprendimiento. Ni siquiera la caja era igual a la de la presentación y a lo que mostraban en la web! Y acá nada tiene que ver, como dijeron por ahí, que "el precio de los productos enviados supera ampliamente a los $75 que se pagaron por la caja". Un jamón crudo también supera los $75, ponele; el punto es que no enviaron lo que prometieron. Lo que usaron para captar clientes. (Nota al margen: en vez de mandarme cinco productos, en mi caja vinieron cuatro. La muestra de Wella que recibieron todas las "fancygirls" no estaba incluida. O sea, me cago en una muestra de shampoo, sólo quiero remarcar que ni lograron contar hasta cinco cuando prepararon mi caja.)


Ahora sí, el contenido:


Presentación 

 Todos los productos. Bueno, los cuatro que me mandaron, al menos :P

 Complicadísimo labial de Rimmel (se ve oscuro, pero es una especie de fucsia cabaret) tono 120, y unos stickers para las uñas (sí, es glitter rosa) de Sally Hansen.

 
Gel de ducha de Universo Garden Angels y mascarilla facial de Bioclean.

En definitiva, gente de FancyBox, me siento insultada como clienta. No por la demora en la entrega, que no sería tan grave; ni siquiera por lo poco que se hicieron cargo del error, el nulo profesionalismo con que se manejaron o la falta de comunicación con respecto a los envíos. Lo peor fue la publicidad engañosa, y el chasco al recibir productos que nada que ver con lo que se prometió entregar.

No voy a putearlos en Facabook, no voy a mandarles angry mails, ni los voy a denunciar a Defensa del Consumidor. Pero sí me voy a asegurar de difundir de la manera más amplia posible el servicio y los productos que FancyBox REALMENTE ofrece; así, si aún queda gente que quiera comprarles la caja en meses venideros, sabrán exactamente qué esperar.


Si alguien del público lector (?) recibió la caja y quiere dejar su comentario, o si tienen un blog, hicieron review y quieren dejar aquí el link, bienvenidos.

9 de julio de 2012

Vacaciones 2012 en la Riviera Maya (part III)

28 de mayo

Cuando me desperté, lo primero que hice fue saltar de la cama, abrir las cortinas para ver cómo estaba el día, y... soleado!! La tormenta del día anterior por suerte ya había pasado :D

Desayuné, y después me pasaron a buscar para llevarme a Xel-Ha, un parque acuático natural. No era una excursión con guía; me dejaron ahí, me dijeron a qué hora me pasaban a buscar, y adiós.

Mapa de Xel-Ha

Primero fui a explorar un poco, buscando la salida al mar, y después dejé todo en los lockers para ir a buscar mi equipo de snorkel y rumbo a la caleta, a ver peces de todos colores. Nunca antes había hecho snorkel, y el primer intento no fue muy exitoso. Me olvidé de respirar por la boca, instintivamente lo hice por la nariz (que está tapada con las antiparras, así que no hay forma de que entre aire) y me dio un poco de... digamos... pánico :P Me senté en la escalera de la caleta, y me dije a mi misma: "flor de pelotuda resultaste ser, Lulaina. Te ponés esas antiparras, y te vas a ver pececitos". Y eso hice, previa práctica fuera del agua de respirar por la boca, con el tubo (la imagen patética que debo haber dado, no quiero ni imaginarme).

Ya olvidado el intento fallido, podría haberme puesto a cantar "Bajo del maaaar bajo del maaaar ♫" como Sebastián el cangrejo de La Sirenita. Qué cantidad de peces, y qué colores!!! Dí vueltas por toda la caleta, chocha.

La caleta

Después de un almuerzo liviano (el parque era all inclusive, pero si uno va a estar toda la tarde adentro del agua, mejor no excederse...) me fui a recorrer un poco más, y me saqué una foto con una iguana gigante. Decididamente, uno de los mejores momentos del viaje xD

Elmyra, feliz

Después me fui en trencito hasta el inicio del río; ahí dejabas todas tus cosas, para hacer tranquila todas las actividades a lo largo del río, y cuando llegabas nuevamente a la entrada, tus cosas te estaban esperando ahí.

Empecé saliendo al río en una especie de rueda gigante, que recorría un túnel formado por manglares, y después salía a río abierto. Ahí podías tirarte al agua, quedarte en la rueda y remar, o sólo dejar que te lleve la corriente.

Siempre fui fan de los deportes extremos...

Se llegaba a un área para hacer tirolesa (que se llamaba "salpichanga"), trepar por sogas y otras actividades del estilo. Después de meditarlo un rato, y decidiendo que no puedo ser tan cobarde, me tiré por la salpichanga directo al río. Estuvo bueno, pero con una sola vez me alcanzó... 

Estuve un rato más chapoteando en el río (el uso de chalecos salvavidas era obligatorio), y después emprendí la bajada. En el camino me encontré con un sector llamado "Jungla de las hamacas" (a mi juego me llamaron!). Más tarde pasé por el observador fijo subacuático y estuve tomando sol en el sector de reposeras, hasta que se acercó la hora de la partida. Me di una ducha, cambio de outfit y a pasear por el gift shop y estación de fotos (la foto con la iguana y la de la rueda en el río son las que compré. Tuve muy poco tiempo la cámara conmigo, no era cómodo para hacer todas las actividades)

Llegué al hotel justo para bañarme e ir a cenar, y esa noche elegí Centenario, el restaurant mexicano (una vez que la recepcionista me aseguró que el picante era optativo). Obviamente, comí fajitas!

Viva México, cabrones!

30 de mayo

Era el último día completo que tenía para disfrutar, así que me levanté a las 6 y me fui a la playa antes de desayunar; quería recorrer sola el sacbé, y sacar unas fotos del día recién comenzando en la playa.


Voy a extrañar la playa...

Cuando se hicieron las 7 me fui a desayunar y volví a la playa. Me enteré de que parte del staff del hotel, de un grupo ecológico, iban a hacer una limpieza de la playa, e invitaban a los huéspedes a colaborar, así que me prendí. Nos dieron un gorrito y una remera con el logo... decía "ECO CAT". Esa soy yo! :P. Caminamos por toda la playa, mucho más allá de los límites del hotel; vimos nidos de tortugas marinas, y una de las chicas del staff me regaló un coral que encontró en la arena. Volví caminando con Fernando, que era el jefe del staff y sabía un montón de cosas de animales, de la playa y demás.

Vuelta a rostizarme a la reposera, sólo interrumpida por una ducha y almuerzo al mediodía. La playa estaba ideal para quedarse leyendo, aún cuando ya había bajado el sol.

Lamentablemente, al volver a la habitación fue momento de ordenar y volver a hacer la valija :(

Cené en Terrace nuevamente (qué lindo y qué rico todo!), y terminé la valija cuando volví a la habitación.

29 de mayo

Y llegó el día de la partida... me levanté a las 7 para el desayuno, porque estaba un poco nublado. Igualmente me fui a pasar la mañana en la playa, leyendo y vagueando en la reposera.

Hice la clase de stretching en la playa (participantes de la clase: el profesor, la profesora y yo), y me saqué fotos con otra iguana, más grande que la de Xel-Ha, llamada Chester, que era mucho más sociable y se subió a mi cuello. No sé cómo no me la robé :P

Al mediodía ya fue momento de bañarme y cambiarme, hacer el check out y partir rumbo al aeropuerto. 

Salí de Cancún hacia DF, ahí hubo unas horas de espera para la conexión (que fueron aprovechadas para hacer algunas compras en el free shop, rubro alcohol, muejeje), otro viaje de 10 horitas hacia Ezeiza, una pasada final por el free shop de acá (y bueno, me faltaba comprar toda la chocolatería!), y se terminaron mis maravillosas vacaciones.

No sé cómo, y no sé cuándo, pero voy a volver!

8 de julio de 2012

Vacaciones 2012 en la Riviera Maya (part II)

25 de mayo

Después de desayunar, me puse en modo "Indiana Jones" (sombrero incluido!) y me pasaron a buscar para ir de excursión. La primer parada fue el sitio arqueológico de Tulum, una ciudad maya construida en un acantilado frente al mar. Es una hermosura. Y hacía un calor infame :P

Teníamos un guía que nos iba explicando qué era cada edificio, y nos contaba un poco de la historia del lugar, y al final nos dieron un rato de tiempo libre para recorrer el acantilado o lo que quisiéramos. El guía me enseñó a alimentar a las iguanas con flores rojas! Como extra, y nada que ver con la cultura maya, me enteré de que el 25 de mayo es el día del Contador en México. Feliz día para mí!

Templo del dios del viento, en la ciudad maya de Tulum

Desde ahí, y luego de un rato de viaje y el almuerzo, fuimos a Cobá, otro sitio arqueológico. Cobá también fue una ciudad maya y, a diferencia de Tulum, o Chichen Itza, no está completamente "desenterrada": está rodeada de árboles y aún medio escondida. No tiene tantos visitantes como otros sitios arqueológicos, y es por eso que aún permiten subir a su pirámide principal, aunque eso se acaba a fin de año (ya se está desgastando mucho con tanta gente que sube). Yo, para no colaborar con su destrucción, decidí no subir. Vértigo? Nooo psss, para nada, vértigo yo? (mmmbueh, tal vez subí 10 escalones y me dio mucho vértigo y no pude subir...)

Pirámide de Nohoch Mul en Cobá

Ya de vuelta en el hotel, a la tarde, caipi + room service en el balcón de la habitación, para descansar de mi agitada tarde de aventuras (?).

La cena fue en Terrace, el restó español, que fue mi preferido del hotel. Es una terraza al aire libre que da al cenote, muy bien ambientado y con música chill out, y los platos y postres son excelentes.

Life's good...

26 de mayo

De nuevo me levanté súper temprano para desayunar e irme a la playa a primera hora. Durante la mañana pasé más tiempo adentro del mar que afuera, y también aproveché para hacerme un scrub de pies con arena en la orilla del mar. En fin, esas cosas que una hace cuando está a chorromil kilómetros de su lugar de origen, sola y sin importarle nada ni lo más mínimo. A propósito de lo cual: a esta altura de las vacaciones, ya me estaba felicitando por haber viajado sola; hacía lo que quería, a la hora que quería, no tenía que coordinar nada con nadie... no sé cómo demoré tanto tiempo en viajar solo conmigo :P

Al mediodía hice aqua gym en la pileta, que no sé si sirvió mucho como actividad física (porque menos coordinación que yo...), pero fue super divertido. Y claro, después de semejante desgaste (?) fue hora de almorzar mi club sandwich favorito en Sorrento.

Volví a la habitación para refrescarme mientras el sol estuviera muy alto, pero al volver a la playa, oh sorpresa, se había nublado todo; igual me quedé leyendo, y más tarde merendé en el snack bar; para ese entonces ya se empezaban a escuchar algunos truenos, así que volví a la habitación justo cuando se largó a llover.

Como todavía era temprano, aproveché para descargar las fotos que había sacado hasta el momento y Skypear con #madre y Anis.

Más tarde cené en Toscana, el restaurant italiano. La comida muy rica, pero el lugar no era tan lindo como Terrace (ninguno era tan lindo como Terrace :P). Ahí me enteré por uno de los mozos que la lluvia que estábamos teniendo era el coletazo de un huracán en el Pacífico, y me puse a rezarle a todas las deidades mayas para que se llevaran la tormenta...

27 de mayo

Arranqué el día saliendo bien temprano para la excursión a Chichen Itza (la que más esperaba). En la combi enseguida me puse a charlar con una parejita de chilenos súper simpáticos, y con Salvador, nuestro conductor  (yo no soy de sacar conversación con desconocidos, pero si empiezan ellos, me prendo enseguida :P). También había un grupo de españoles que eran un cago de risa. La mitad del camino llovió mal, pero MAL. No se veía un metro para adelante. Pero una vez que empezamos a dejar la costa atrás, la lluvia paró (menos mal! Mojarme no me hubiera importado, pero irme de Chichen Itza sin poder sacar ni una foto hubiera sido terrible).

El lugar es muy grande, lleno de construcciones, y El Castillo es imponente. Me emocionó estar parada ahí, viéndolo.

El Castillo (Templo de Kukulcán) 

El Observatorio

Auténtico sacbé maya, y detalle de cabeza de serpiente en El Castillo 

También había muchos puestitos de venta de artesanías y cosas autóctonas (?) y, como se imaginarán, me compré de todo (incluyendo un ajedrez de obsidiana, y eso que no sé jugar al ajedrez...)

Después de recorrer Chichen Itza, hicimos un almuerzo tardío y nos fuimos para el cenote de Ik-Kil. Dí de una vuelta por ahí, y me quedé charlando con Salvador (los guías y conductores siempre tienen un montón de cosas interesantes para contar!), y a eso de las 4.30 emprendimos la vuelta.

Cenote de Ik-Kil

Hicimos una parada técnica en Valladolid, así que aprovechamos para dar una vuelta a la plaza, y ya después partimos (el viaje es bastante largo, y más aún para la gente que se alojaba en Playa del Carmen y en Cancún).

Llegué al hotel ya de noche, muerta de cansancio, así que mientras esperaba al room service me di una ducha, y zzzzz.


Continuará...

7 de julio de 2012

Vacaciones 2012 en la Riviera Maya (part I)

Finalmente, y luego de muchos reclamos de mi público, acá va (más de un mes después) el relato de mis vacaciones en México (bueno, con "muchos reclamos de mi público" me refiero a Jims, que me preguntó por qué no había escrito nada de las vacaciones en el blog aún). En partes, porque si no, van a morir del embole antes de llegar al día 3 :P

22 y 23 de mayo

Salí de casa el martes 22 de mayo, llegando a Ezeiza con mucha anticipación (qué raro yo...), un poco porque siempre tengo miedo de estar llegando tarde, y otro poco porque quería bastante tiempo para arrasar recorrer el Free Shop (hola a mis nuevas sombras de Lancôme, y máscaras de pestañas de L'Oreal y Dior!).

El primer vuelo salió a las 22 hs. Fueron 10 hs de vuelo, luego unas 4 hs de espera en México DF para la conexión, y casi 2 hs más de vuelo a Cancún. Un rápido cambio de outfit y partimos hacia el hotel! (no porque una sea una estrella y se quiera cambiar de vestuario, sino porque vestir pantalón negro, polera y campera en un lugar en donde la temperatura roza los 31 C°... no da. Mini, remera y ojotas en el bolso de mano me salvaron de morir de calor).

Así llegué a destino más o menos a las 15 hs del miércoles. Ya en la recepción del hotel me recibieron con la pulserita del all inclusive y un "cocktail de bienvenida". Oh sí!

El lobby del hotel

Pese a que hacía más de un día que no dormía (no puedo dormir mientras viajo, no importa cuál sea el medio de transporte), estaba en el Caribe! Y todo me importaba tres carajos. Así que me di una rápida ducha, me puse la malla y me fui a explorar, para llegar (al fin!) a la playa. Ni bien hundí los dedos en la arena, me olvidé absolutamente de todo. La playa para mí es PAZ absoluta, no importa qué haya dejado atrás, miro el mar y soy feliz.

Patalines + Daikiri + Sombrero @pileta 

 Patalines @playa =')

Como Mardel, ponele...

El hotel (Catalonia Royal Tulum) está ubicado en Xpu-Ha, muy cerca de Tulum, y es una zona más vale selvática y poco habitada. Y si bien tiene todas las comodidades que se pueden esperar de un hotel *****, es muy natural: plantas por todos lados, rodeándolo, un montón de animales (iguanas, pajaritos, coatíes y otros que no sé qué eran), un cenote propio con peces, patos, tortugas... una hermosura (al menos, si gustan de ese tipo de cosas; yo me maravillaba con las iguanas, pero vi a más de una que se asustaba con solo verlas...)




 El "sacbé", o camino blanco, que recorría casi todo el hotel

Como también hacía bastante que no comía (la comida de los vuelos fue asquerosa), después de pisar la playa no perdí el tiempo y ataqué el "snack bar Sorrento", donde se podía pedir desde una pizza hasta un brownie con helado, pasando por todo tipo de sandwiches.

Después de estar toda la tade dando vueltas por la zona de playa, pileta, chill out y demás, volví a la habitación a bañarme, con la idea de cambiarme y salir a cenar, pero... después de tantas horas sin dormir, lo único que pude hacer fue llamar al room service, pedirme la cena y dormir! 

24 de mayo

Me levanté... agárrense eh... a las 6.30 am! No quería perderme un minuto de playa, pileta ni actividades.
El desayuno se servía todos los días a partir de las 7 en el restaurante-buffete "La Selva" que, como su nombre indica, era buffette (obscenamente completo y variado) y estaba rodeado de manglares y otras plantas. Un rato después, ya estaba rumbo a la playa, riéndome mientras me imaginaba la cara que hubiese puesto mi hermana si me hubiera visto abandonar (sin haber comido casi nada) semejante cantidad de comida, en especial panes y cosas dulces :P

Antes de las 8 am ya hay un sol importantísimo, así que tomé posesión de una reposera cerca de una palapa, y me entregué a la vagancia bajo el sol, aunque entraba y salía del mar, porque el calor se sentía bastante, y el agua estaba increíble, tibia como una pileta climatizada, pero refrescante. Con el agua a la altura del pecho aún me podía ver los pies; y además había pececitos nadando alrededor de la gente (debo confesar que, cuando me pasó el primer pez por al lado, pegué un gritito. Me agarró por sorpresa! Pero inmediatamente me acostumbré, y empecé a perseguirlos, como buena Elmyra que soy)

Ven a los pececitos?

Al mediodía abandoné un rato la playa (el calor y el sol se ponen realmente jodidos a esa hora, pese al FPS 50, y luego 80, que usé); aproveché para solucionar un problemita con la compatibilidad de los enchufes, consiguiendo un adaptador, darme una ducha y almorzar en el restaurant-buffete "La Palapa" (otro exceso de comida, ahí comencé a entender por qué había una balanza en el baño de cada habitación :P)

Más tarde, mientras el sol todavía estaba muy complicado para mi piel tan blancucha, me fui al spa para un masaje, un rato en el hidro y hasta un rato en el gym! El lugar es increíble, no tengo ni una foto porque dejé la cámara en el locker, pero es perfecto para relajarse. Sólo se escucha el ruido de agua cayendo de unas cascadas, pajaritos y el mar a lo lejos.

El resto de la tarde lo pasé en la playa, entre caipirinhas y merienda en Sorrento, para terminar en la pileta, leyendo un rato cuando la playa se puso un poco ventosa.

A la noche cené en La Selva, siendo la persona más overdressed de la historia, cosa que no me importó ni un poco. De día, ojotas reglamentarias, pero la noche es de los tacos, y no hay más que decir.

Después de la cena caí rendida a dormir (cosa que se repitió todos los días: estando sola no me iba a ir a los bares o a la disco del hotel, daba MUY gato y el resto de los huéspedes eran prácticamente todas parejas; y además, después de todo el día de playa o excursiones, llegaba a las 10 de la noche muertísima).


Continuará...