17 de enero de 2013

No soy yo, sos vos

Cuántas veces ha sucedido que alguien "está teniendo un mal día" y los trata un poco mal? O muy mal?

Cuando este tipo de cosas suceden, a veces se escucha por lo bajo, con tono de superioridad moral, un "Dejalo/a, no ves que está teniendo un mal día y por eso se la agarra con todo el mundo?"

Pues no es tan así. No siempre. 

Sucede que, si alguien no está teniendo un mal día (está teniendo un día "normal", digamos), se banca ciertas pelotudeces, o a ciertos pelotudos, sin mayores problemas. Porque el nivel de tolerancia está alto, sin haberse visto alterado y/o puesto a prueba por ningún motivo, y porque a ciertas pelotudeces y/o pelotudos uno ya está acostumbrado. Pero la pelotudez y/o el pelotudo están ahí, existen, aunque se toleren.

Pero si, de repente, esa misma persona está teniendo un día de mierda o, peor aún, está teniendo una semana de mierda, los niveles de tolerancia caen estrepitosamente. Y esa barrera impuesta por la tolerancia (esa que le impide a uno gritar "PERO QUÉ PEDAZO DE PELOTUDO INSOPORTABLE QUE SOS!!" cada vez que el pelotudo en cuestión lo merece), se cae también. 

Capaz que no los están tratando mal inmerecidamente porque "hoy tiene un mal día". Capaz que todos los demás días los están tratando bien inmerecidamente, porque son ustedes, realmente, unos pelotudos insoportables.

Piénsenlo.

5 comentarios:

  1. jajajaja te pasas lu, tenes toda la razon toda

    ResponderEliminar
  2. muy cierta,,,cuando no tengo un buen dia..pongo mis auriculares y me cierro en mi mundo!

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...