25 de marzo de 2013

The Shoe Room

Cuando empecé a escribir este blog sabía (y avisé, porque el que avisa no es traidor) que iba a haber unos cuantos posteos sobre, o relacionados con, zapatos. Entremezclados, por supuesto, con el resto de las boludeces que suelo escribir acá.

El tema es que, de un tiempo a esta parte, la frecuencia de los posteos sobre zapatos se incrementó bastante. Y eso que ni siquiera publico todos los que escribo sobre el tema! Porque, si bien los zapatos son (como ya todos saben) uno de mis mayores vicios intereses, este blog no fue pensado como un blog sobre zapatos, sino sobre... bueno, sobre mí. Suena egocéntrico pero es así :P

Y entonces se me ocurrió una idea, no genial sino obvia a estas alturas: necesito un blog para escribir EXCLUSIVAMENTE sobre zapatos! Yo despunto el vicio todo lo que se me da la gana, y los lectores de este blog que no estén interesados en tales temas se ahorran el embole de leerme babeando por tal o cual sandalia.

Así pues, a los interesados en los posts shoe-related, los invito a leerme en The Shoe Room.

Pasen y vean.

1 comentario:

  1. Me gustan tus miscelaneas y me gustan los zapatos asi que tendre que leerte en los dos blogs :)
    Besos lu

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...