10 de junio de 2013

Slash

En algún momento del año pasado me enteré de que Slash había publicado su autobiografía en 2007. La busqué por algunas librerías de La Plata, sin éxito alguno, y por un tiempo me olvidé del tema. Pero cuando empecé a pedir libros a The Book Depository UK, me acordé y lo busqué. Y lo encontré. Y lo compré, por supuesto. Y hace un par de horas, lo terminé de leer.


Para mí, fue uno de esos libros que es imposible soltar. Hace poco me devoré una biografía de Depeche Mode, pero esto fue otra cosa, completamente. Porque Slash, antes que cualquier otra cosa, es el guitarrista de los Guns (de los VERDADEROS Guns, no de esa bosta que está regenteando Axl actualmente), y a los Guns los empecé a escuchar a los 11 años (hace más de veinte, sí sí...), y todavía hoy es una de las bandas que más me gustan. 

En aquél entonces, sin internet a mano, y con la revista 13/20 como mayor fuente de información, no era fácil conseguir mucha data de las bandas que a una le gustaban (me dedicaba, básicamente, a conseguir posters y fotos, especialmente de Axl, y plastificar con ellos cualquier superficie fija o movible a mi alcance).

En este libro no sólo pude leer una historia detallada de la formación y carrera de los Guns, sino que el relato es de primera mano, de alguien que lo vivió y fue parte de eso, y que lo relata como sólo Slash podría relatarlo, supongo. Con lots of "fucks" y lenguaje nada delicado ni adornado. Y con una honestidad brutal. A este respecto, me alegro de no haberlo conseguido acá, y de haberlo leído en inglés. No tengo idea cómo lo habrán traducido, pero no hay traducción que pueda llegar a transmitir el vocabulario usado en el idioma original.

El libro abarca desde su infancia hasta su segundo disco con Velvet Revolver, pero en un 75-80% (fácil) habla de la época de los Guns, desde sus comienzos hasta el fin en 1996. Todo bien regado, por supuesto, de relatos de su vida en ese momento, que son, por decir lo menos, intensos.

En un momento, relata cómo compusieron "Welcome to the jungle", y de verdad se me puso la piel de gallina, leyendo cómo, de casualidad, fácilmente y en tres horas se compuso una de las canciones que más me gustan de la banda.

También cuenta que el estribillo de "Paradise City" pudo haber tenido una letra alternativa (cuyo autor fue el mismo Slash), que decía:

Take me down to the paradise city 
where the girls are fat and they've got big titties! ♫

No les voy a spoilear todo el libro, pero algunas de las cosas interesantes de las que me enteré fueron:

* La guitarra que usó Slash en el video de "November rain" perteneció a Joe Perry (el guitarrista de Aerosmith). La ex esposa de Perry la vendió después del divorcio, y de alguna manera Slash terminó comprándola.

* Ya sabía que Slash había grabado guitarras en Always on the run de Lenny Kravitz; lo que no sabía era que el riff de esa canción fue algo que andaba dando vueltas por su cabeza, pero que era "too funky for Guns", así que se lo "regaló" a Lenny. El solo de guitarra de Fields of joy (también del Lenny, y del mismo disco) también lo grabó Slash.

* Las cuerdas en la versión de estudio de "November rain"... son synthes! Axl estaba bastante obsesionado con los synthes por ese entonces (ahí recordé que cuando leí el libro de Depeche, cuentan que a Axl le gustaba mucho Depeche, los quiso conocer y hasta salió con ellos un par de veces. No sé si tendrá que ver, pero se me vino a la mente).

* Hablando de Depeche, Slash no tiene nada que envidiarle a Gahan: también estuvo muerto unos minutos (ocho, para más detalles) después de una sobredosis. 

* En el show de París de 1992, durante el tour de Use your Illusion, en el que tocaron como invitados Lenny Kravitz, Steven Tyler y Joe Perry, "Locomotive" (un track sublime de UyI II) casi llega a integrar el setlist; pero el invitado con quien lo iban a hacer, cuyo nombre ahora no recuerdo, sufrió un percance cuando Matt Sorum (el baterista) golpeó un cymbal al lado de su cabeza, y lo dejó sordo y medio pelotudo (al punto en que el susodicho invitado terminó en el hospital). Such a shame. Ese recital lo tengo completo, y es una joya.

A lo largo de las 457 páginas hay muchas fotos interesantes; y en el medio del libro, hay 8 páginas con fotos exclusivamente, satinadas y en color.

En resúmen, disfruté mucho este libro y lo recomiendo, pero eso sí: léanlo en su idioma original. El vocabulario de Slash (aún con los retoques de Anthony Bozza), es imperdible.

Buy This Book from Book Depository, Free Delivery World Wide

3 comentarios:

  1. hh queiro ahora..y tambien quiero ver el documentario de Duff!

    Beijos e tenho novo post!

    www.cosasde-ladydiva.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh sí, anoche justo me enteré que Duff también sacó autobiografía, en breve me la encargo!
      Besos Kathy!

      Eliminar
  2. Pegame por hereje, pero no me copa leer esta clase de libros, no se, prefiero la ficcion. Lo que si te reconozco es que el chabon es un capo

    Besotes Lu

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...