15 de agosto de 2013

Delicias de la profesión contable. Hoy: la gente, part I

Me encanta la profesión que elegí. De verdad. Aunque ustedes no entiendan cómo, a mí me gusta. Excepto por un pequeño detalle: el elemento humano. Más precisamente, los clientes.

No todos, pero muchos de ellos, me hacen querer arrancarme los pelos, llorando, y gritando "Pero por el amor de Thor, SOS PELOTUDO/A?"

Por ejemplo, just now...

Viene al estudio una clienta ocasional, de esos que caen cada dos años, más o menos, cuando el quilombo los tapó de manera insoslayable. Porque para este tipo de personas, llevar sus papeles de manera más o menos prolija, o coherente, no es una posibilidad. Pero cuando tienen un terrible quilombo, vienen esperando que se lo resuelvas lo más rápido posible (ayer, de ser posible). Otra de sus características distintivas es que son reacios, muy reacios, a pagar en tiempo y forma por la resolución del susodicho quilombo.

Me dice que necesita re-inscribirse en monotributo para cobrar un cheque judicial (AFIP le dio la baja de oficio por falta de pago). Agrega que "hace un tiempo, la otra chica me hizo un plan de pagos, me regularizó" (sí, me acuerdo. Rompió las pelotas días y días, y no podíamos lograr que nos pague el trabajo...).

Le pregunto si, desde aquel entonces, siguió pagando. Me dice que no. Le pregunto, entonces, si al menos completó el plan de pagos. Me dice que tampoco. Le explico que, si tiene deuda, no voy a poder reinscribirla. Me pregunta por los planes de pago. Le explico que, en este momento, sólo están disponibles para personas que tienen empleados a cargo.

"Ah, y cómo hago?"
"Lo puede pagar de contado"
"No tengo plata"
"..."
"No se puede hacer un plan de pagos?"
"No, sólo están disponibles para empleadores"
"Y no me podés dar el alta en monotributo igual?"
"No, porque si tiene deuda, y AFIP le dio baja de oficio, no me permite reinscribirla"
"Porque lo que pasa es que, si no tengo el monotributo, el banco me cobra el 22%"
"..."
"Y es mucho, el 22%"
"..."
"Así que no puedo hacer un plan de pagos?"
"Mmmno, en este momento no"

Y así seguimos, por un rato, hasta que le pedí que me deje su teléfono para averiguar en la AFIP qué opciones había. O sea, no hay ninguna que no le hubiera ofrecido ya, a saber:

a.) pagá de contado
b.) jodete por pelotuda, y que el banco te faje el 22%

Pero con tal de sacármela de encima, quedé en averiguarle para mañana, o a más tardar, el martes, y avisarle por teléfono.

"Bueno, yo mañana no voy a estar, pero el martes paso, entonces"
"Mejor la llamo yo por teléfono cuando se lo averiguo"
"Bueno, listo, el martes vengo"
"Mejor yo la llamo, por las dudas"

Y se fue.

AL FIN.

5 comentarios:

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Te digo va a aparecer el martes preguntandote si ya le organizaste el plan de pagos y con los primeros meses de gracia de ser posible ajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tenés el plan de pagos?
      No, pero tengo ÉSTA! Tu turututu tu tu turututu ♫

      Eliminar
  3. Tengo esta es la respuesta que mi jefe murmura siempre despues de contestarla cualquier cosa a cualquier persona XD

    Creo que la gente es una delicia en cualquier profesion, a mi me vienen con cada pelotudez tambien

    Al final volvio? Besos Lu!

    ResponderEliminar
  4. me acordé de: http://youtu.be/-bsD16pnPzU?t=4m22s

    aprendé como rajar de estos clientes XD

    ResponderEliminar

Speak now, or forever hold your peace...