22 de abril de 2014

La lógica de Telefónica de Argentina

Una de las cosas que quedaron pendientes en la vorágine (?) de la mudanza (además de la conexión del reputísimo lavarropas, con la que estoy luchando desde el domingo), fue el traslado de la línea de teléfono a mi nuevo depto. Llamé a Telefónica la semana pasada para ingresar el trámite, pero me dijeron que puede demorar hasta 25 días corridos. Así que el teléfono está en el 4to piso, y yo estoy en el 5to, lo cual es incómodo.

Entonces hoy llamé a Atención al Cliente de esta buena gente para pedirles si podían desviar las llamadas entrantes de mi número fijo hacia mi celular. Porque no sea cosa de que me llame Fassbender para salir el sábado y no lo pueda atender (saben cómo lo atiendo si lo agarrEJEM, sigamos con el tema de la línea telefónica, mejor).

_ "Buenos días, mi nombre es Fulana, en qué puedo ayudarla?" (en nada, ya veremos más adelante, pero sigamos).
_ "Hola, mirá, solicité un cambio de domicilio para mi línea telefónica, pero como van a demorar en hacerlo, quería que me desvíen las llamadas de ese fijo hacia mi celular."
_ "Un momento por favor."
tu tururu tu tu ♪ turuuu tu tururu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tu tururu tu tu ♪ turuuu tu tururu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tu tururu tu tu ♪ turuuu tu tururu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
("Me cago en la hostia, estás yendo a casa a chequear la línea, la puta que te parió?")
tu tururu tu tu ♪ turuuu tu tururu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tu tururu tu tu ♪ turuuu tu tururu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
("Mmmm debería pintarme las uñas, mirá qué desastre...")
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tu tururu tu tu ♪ turuuu tu tururu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
(matar a todos, Lucía, tenés que matarlos a todos, let them burn in Hell, buuuuuuurnnnnn)
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
tururru tutu turuuuu ♫ tututuru ♪
tutu turuuuu ♪ tutu turuuuuturu ♫
_ "Bien señora, gracias por aguardar en línea, le informo que verifico que esa línea telefónica tiene un pedido de cambio de domicilio, por lo cual no podemos tomar otra gestión en este momento. Si usted gusta, una vez que el técnico se haya acercado al domicilio a realizar la nueva instalación, puede comunicarse nuevamente y solicitar el desvío de las llamadas hacia su celular."
_ (Me estás jodiendo, no?) "..."
_ "Alguna otra consulta, señora?"
_ (Sí, me estás jodiendo... y encima me estás diciendo señora, la puta que te parió.) "No, nada más."
_ "Muy bien señora, gracias por comunicarse con Telefónica de Argentina, la transfiero con una encuesta en la que podrá evaluar la asist..."
CLACK

Así estamos. 

Mejor, mándenme mensajes por Whatsapp.

20 de abril de 2014

Mudanza, día 3: It's done!

Me reporto desde la comodidad de mi cama, ya instalada un piso más arriba de donde estaba ayer: mudanza terminada! Faltan algunas cosas, tales como colocar las cortinas (mis vecinos seguirán viéndome en paños menores por un tiempo, qué le vamos a hacer...), los apliques de las luces, soporte del microondas y espejo de la habitación, pero son cosas, todas ellas, de las que yo no puedo ocuparme, así que se hará cargo mi señor padre cuando vuelva de sus vacaciones. También cambiar la cerradura y agregar un cerrojo, que no tiene.

Además, falta conectar el lavarropas; mucho me temo que, pese al entusiasmo de ayer, no pude dejarlo listo hoy, y no porque no sepa cómo; me parece que la canilla de alimentación de agua (?) pierde. O bien yo lo estoy enoscando como el orto, lo cual sería una posibilidad, pero en fin. Por ahora, me conformo con haberlo desinstalado correctamente. Tal vez para mi próxima mudanza logre hacer ambas cosas.

La mudanza propiamente dicha se extendió desde las 9.30 hasta las 18 aproximadamente. En ese lapso, vinieron los de empresa de mudanzas a subir las cosas más pesadas, los de Fibertel a darme internet en el nuevo Cuartelito, y subí (con la ayuda de mi hermano, y de mi amiga Vale, gracias totales) todas mis cosas. Fue relativamente fácil porque era subir todo y acomodarlo exactamente en el mismo lugar en donde estaba antes, pero llevó su tiempo. Es increíble la cantidad de cosas que entran en un departamento tan pequeñito.

Pese al frenesí de limpieza de ayer, quedaron todos los pisos sucios de tanta gente circulando, yendo y viniendo, pero hoy no tenía la energía para volver a agarrar un trapo de piso: me dedicaré a limpiar mañana. 

Es una sensación muy extraña, estoy en un lugar IGUAL al anterior, pero aún así lo siento muy distinto, aunque los dos deptos parezcan una versión del juego "Encuentre las siete diferencias". Supongo que una vez colocadas las cosas que faltan, y habiendo dormido acá un par de días, me reacostumbraré.

Ha comenzado la era del Cuartelito II.

Home is where your shoes are...

19 de abril de 2014

Mudanza, día 2

... o más bien debería llamarlo "el día en que me pasé 8 hs y media limpiando sin parar". Y cuando digo "sin parar", lo digo literalmente. En un momento me hice un té, pero me lo tomé mientras limpiaba una persiana. No sé cómo explicarles el nivel de mugre que había en ese lugar. El baño, por Thor, qué horror. Iba a sacar unas fotos del antes y el después, pero desistí porque no quiero recordar esa mugre nunca más, mucho menos verla en fotos.

No quedó un centímetro cuadrado sin que le pase lavandina. Limpié TODO con lavandina, placard incluido. Miss Ayudín 2014. Lavandina, CIF, Harpic, Blem, limpiavidrios, detergente... no sé cómo no estoy intoxicada.

De las 11 a las 19.30, con Morrissey como única companía, di rienda suelta a mi costado más obsesivo de la limpieza; y así lo dejé en un estado habitable para mis standards. Ni hablar de que mañana, después de la mudanza propiamente dicha, voy a volver a limpiar porque va a haber gente pisoteando la casa todo el día...

Y ahora, después de haber comido el tradicional asado de viernes santo en la casa de mi hermano, me dediqué a dejar todo más o menos listo para los de la mudanza mañana: vacié y desenchufé la heladera, vacié toda la biblioteca (la cantidad de cosas que entran en un mueble tan chico es asombrosa...) y... desconecté el lavarropas! Sí, yo sola. Por lo tanto, mañana lo voy a poder conectar. Soy grosa (?)

Espero terminar mañana, porque voy a necesitar el domingo para yacer en un estado de semi-coma todo el día en la cama para descansar...

17 de abril de 2014

Mudanza, día 1

Este 30 de junio se cumpliría el plazo del primer contrato de alquiler en mi depto, más conocido como El Cuartelito. Pero no llegaré a terminarlo: justo se dio que mi vecino de arriba se fue de su depto, y yo me contacté con el dueño, y le consulté si lo iba a alquilar, porque ya me veía venir una catarata de gastos de renovación de contrato, honorarios de inmobiliaria y demás, sumados al aumento un tanto ridículo que me proponían. Que me imponían, más bien.

El depto es exactamente igual al que estoy ocupando ahora, sólo que un piso más arriba; el precio del alquiler me cierra muy bien, y además me saco de encima a la inmobiliaria, porque se lo alquilo directamente al dueño, sin intermediarios #WIN. Así que ayer me dieron la llave, y hoy subí a hacer un reconocimiento del terreno (?) y limpieza general preliminar. O eso planeaba. 

Dios mío, mi vecino tenía de mascota a Godzilla; si no, no se explica LA MUGRE.

Todos saben que yo soy un poco obse con el tema de la limpieza, pero les juro que lo que vi hoy asombraría al más dejado. Y teniendo en cuenta que ya le habían dado una repasada, antes de pintar, no quiero imaginarme lo que era cuando recién se desocupó.

Subí a eso de las 3 de la tarde, provista de una cantidad industrial de productos de limpieza, trapos, insecticidas, escobillón, palita, aspiradora y guantes Mapa (fundamentales). Al cabo de casi tres horas y un litro de lavandina, sólo había logrado limpiar satisfactoriamente la cocina (el artefacto, no el ambiente), los cajones, alacena y bajomesada. Estamos hablando de 2 mts cuadrados, como mucho. En tres horas. 

Como tenía la puerta abierta para que corriera el aire (porque el anterior ocupante fumaba, y fumaba mucho, y había un olor indefinido en el aire...), mis nuevos vecinos de piso pasaron a curiosear: Maribel y Roberto, un matrimonio de unos 65/70 años, que me dieron una pila de consejos, desde qué productos de limpieza me convenían más para una total desinfección hasta cómo tratar con la gente de la administración del edificio. La señora vio mi aspiradora de mano y le gustó tanto que me dijo que me la iba a pedir prestada (?). Son dos genios xD

Agotada, barrí un poco y me retiré a planear la estrategia para mañana, que básicamente consistirá en limpiar todo el puto día, desde la mañana bien temprano, y tratar de no intoxicarme con cloro.

Continuará...

15 de abril de 2014

There's an app for that! Hoy: Tea timer pro

Porque lo mío es la vocación de servicio a la comunidad, doy por inaugurada esta nueva sección del blog: There's an app for that!, para compartir con ustedes, mis fieles lectores (?) las nuevas apps que voy descubriendo. Porque para todo lo que se me ha ocurrido hasta ahora, hay una app.Y miren que se me ocurren una cantidad de pelotudeces dignas del libro Guinness de los records...

Sin ir más lejos, anoche mientras me preparaba un té, usando el timer de la cocina para medir el tiempo de infusión, me pregunté: no habrá una app de timer para té? Dos minutos después, ya tenía instalada Tea timer pro, desarrollada por Kona Studio: una simpática app que viene con varios tés predeterminados (incluyendo, créanlo o no, el matecocido, o "mate tea"), cada uno con su descripción, temperatura del agua sugerida (me importa tres carajos, el agua para el té SE HIERVE) y el tiempo de infusión correcto. Además, se pueden agregar otras variedades de té que no estén en las predeterminadas.




Simpática y útil. Bueno, simpática seguro; útil depende del nivel de #TOC con el té que manejen...

Usuarios de Android, la encuentran en el Play store, les dejo el link por si son tan larvas que ni buscarla quieren: aquí.
Usuarios de Apple, no tengo la más pálida idea de dónde la tienen que buscar. Todo no se puede.

14 de abril de 2014

Never gonna give him up

Tan sólo tuvimos que esperar unos... 25 años? Pero finalmente ayer, con mi hermana, pudimos ver a nuestro ídolo de la infancia, Rick Astley, in concert.


Todo surgió con un "Che, vamos a ver a Rick Astley?" de mi hermana hace un par de semanas, seguido de mi contestación "Meh, dejá de joder!". Pero tras pensarlo un poco, y mientras corría en la plaza al ritmo de sus "Grandes éxitos", supe que era una oportunidad imperdible. "Anis, sacá las entradas para Rick y vamos". Y así lo hicimos. Y, oh boy, qué excelente noche!

La cita fue en el teatro Gran Rex; a las 20.20 hs Rick salió al escenario y arrancó con Together forever, y ahí mismo empezó la fiesta. Todo el teatro de pie bailando y coreando "una que nos sabíamos todos" (porque, vamos, nadie se conoce la discografía completa de Rick Astley. De hecho, yo ni enterada de que tenía una discografía; estaba convencida de que había sacado un solo disco).

He has no face! (bueno, no, era el efecto de las luces).

Con la corista

El Rick de la gente (?)


No tengo un setlist a mano, pero recuerdo que sonaron It Would Take A Strong Man, She Wants to Dance With Me, When I Fall in Love, Take Me to Your Heart, Hold Me in Your Arms (acá, luego de dedicarle el tema a todos los hombres de la sala, Rick le dio el micrófono a un pibe de la primera fila quien, desafinadamente pero con valentía, entonó el estribillo), Cry for Help, Ain't Too Proud to Beg y Whenever You Need Somebody; y puedo decir con orgullo que todas esas las conozco. Y hasta me sé casi todas las letras. Con Ana bailamos, cantamos y hasta saltamos! Y nos morimos de la risa todo el show.

También cantó un par más que las debe conocer sólo su mamá y se despachó con Happy Get Lucky, temas que, pareciera, todo el mundo conoce menos yo. Cerca del final, hizo un compilado medio dance de dos o tres canciones fiesteriles que ni idea, pero estuvo bárbaro.

En un momento señaló a la primera fila y pidió que hicieran subir a una chica que tenía un cartel que decía "I WANT TO SING WITH YOU". La mina subió, aprovechó para abrazarlo como si se acabara el mundo y después dio un show aparte; además de que se sabía un tema que creo que ni el mismo Rick conoce del todo, cantó, agitó, lo hizo bailar... una genia. El marido la miraba desde abajo :P

You. Yes, you.



Dance!


Gracias, público!

"Well, it looks like you got it covered... I'm going to go backstage and drink some malbec"

Rick estaba on fire: con una copa de vino arriba del escenario, hacía referencias graciosas a sus 48 años, tiraba chistes... todo un showman. Y su voz, impecable.

Cual Luis Miguel de los '90s, le tiraron banderas, ositos, cartas y hasta una bombacha roja, que enarboló ante un público que se mataba de risa.



Por supuesto, luego del amague de final, y de varios "Thank you very much indeed", volvió a hacer la tan esperadísima Never gonna give you up y el Gran Rex estalló.

Y cuando parecía que ese era el fin del show, Rick se sentó en la batería y la banda atacó las primeras notas de Highway to hell! No no no, TOO MUCH.


Grand finale.

Y ahí sí terminó, y no nos daban más las manos de tanto aplaudir, y la garganta de tanto gritar whooooo!, y la mandíbula de tanto reirnos.

Qué grande sos, Rick.


Fotos by Anis™

7 de abril de 2014

Escuchado al pasar IV

(Presenciado hoy, en la antesala del Infierno también conocida como la sala de espera de mi ginecóloga. En donde, btw, estuve casi tres horas).

Ubicados al lado mío, una madre (que tiene, con toda la furia, veintiséis años) y su hijo, un poco adorable coloradito de unos cuatro.
El crío gritonea y se tira al piso una y otra vez; la madre intenta concentrarse en su celular, pero es constantemente interrumpida por el niño (yo no soy ninguna experta en hijos, pero si tenés un chico de unos cuatro años, no es mejor darle bola y dejar de pelotudear con el teléfono?)
_"Ma, mirame. Ma, quiero agua, ma. No, quiero Coca con gomitas. Ma. Maaaaaa! Quiero gomitas! De las que son así cuadradas con azúcar. Y Coca. MAAAAA!"
La madre, sin sacar mucho la vista del celular, le dice que cuando salgan, le comprará gomitas. "Y Coca, Ma!". Sí, y Coca también. Claro, más azúcar, justo lo que ese pibe necesita.
El infante sigue intentando destrozar la sala de espera, cual rockstar aburrido en un carísimo cuarto de hotel.
La madre, con voz cansina, lo amenaza con "decirle a la señora que tiene el teléfono que llame a la policía porque te estás portando muy mal."
El niño responde (firme y con mirada desafiante): _"No."
_"Sí."
_"Entonces le doy una patada en el ojo!"
Y aquí la madre, como si tuviera doce años, y sumando argumentos para reforzar mi teoría de que habría que rendir un exámen y pasar un psicotécnico antes de tener un hijo, responde: _"Ah sí, porque sos re alto para darle una patada en el ojo a un policía, vos." Y vuelve a su celular.