11 de agosto de 2014

Escuchado al pasar V

Hoy, caminando por calle 12, me paré a mirar una vidriera. En el umbral del local de al lado al que yo estaba mirando había un par de chicas, de unos veinte años como mucho. Una le explicaba a la otra que la habían bochado en *insert aquí un exámen* "... porque rendía el jueves, y el miércoles habían liberado a Callejeros, olvidate".

Y yo me acordé de que la única vez en la vida que nevó en mi ciudad, el 9 de julio de 2007, estaba estudiando para el final de Estadística. Y pese a ser un fenómeno nunca visto, y qué linda la nieve, mirá vos, me asomé un poco a la ventana, hice las exclamaciones de asombro pertinentes y me volví a estudiar. Y aprobé el final.

La juventud está perdida (?)