5 de noviembre de 2014

Delicias de la profesión contable. Hoy: la gente, part II

Con motivo de la entrada en vigencia de la RG tres mil millones cuatrocientos chorromil setecientos cuatro* de la AFIP, cuya pluma, pareciera, jamás descansa, se modificó el sistema para mandar a imprimir facturas y otros comprobantes.

Antes, el contribuyente iba a la imprenta de su preferencia, pedía la cantidad de talonarios que el orto se le cantaba, iba a buscarlos (o mandaba a alguien a buscarlos) y ahí se acababa la aventura.

Ahora la cuestión es un poco más complicada, con pedido de autorización online, autorizados con DNI para retirarlas y un régimen informativo posterior, bla, bla, etc, etc, no los voy a aburrir con esto. La cuestión es que había que avisarles a todos los clientes del Estudio, empezando por los monotributistas, cuyos comprobantes actuales dejarán de ser válidos a fin de año.

Entonces, leí la RG, completita; leí un par de trabajos de Errepar al respecto, con gráficos incluidos. Hice un resumen de todo, punto a punto; y redacté el mail para avisarles a los clientes. Lo leí varias veces, puliendo las partes que pudieran resultar demasiado técnicas, y lo hice bastante corto, para que se lea fácilmente, pero a la vez no deje dudas. Lo mandé.

Ni diez minutos después, ya estaba llamando el primer cliente con "dudas sobre eso que me mandaste", y "cómo es esto, ahora?", y "este país, qué desastre, qué desastre!" y "puede ser que leí en el diario que cada talonario tendrá un año de vigencia?". Yo, ya un poco aturdida, y desilusionada por el fracaso explicativo de mi mail, le dije que sí, que eso era cierto, y que de hecho se lo decía en el mail.

"Ah, porque no lo leí todo. Leí un pedacito y te llamé". 

El mail tenía dieciséis líneas. 

Dieciséis líneas! No es la puta Odisea, chabón, leelo entero! Y leelo prestándole atención, de ser posible, así me ahorrás innecesarias repeticiones por teléfono.

La gente es mi kriptonita.



* Bueno, RG 3665.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Speak now, or forever hold your peace...